Como dueños de las mascotas sabemos que los perros y gatos les gusta comer cosas extrañas. Quizás los gatos se inclinan por plásticos o estambres, mientras que los perros mastican todo lo que está a su paso. Incluso las áreas verdes forma parte del día a día de las mascotas. Es por ello que convendría conocer cuáles son las plantas tóxicas para esos mejores amigos.

plantas-toxicas-perros-gatos

Quizás también te pueda interesar: Por qué el perro come hierba

Es preciso saber que no todas las plantas son peligrosas para los animales, solo habría que ser más cuidadosos de todo aquello que se llevan al hocico.

Plantas tóxicas para las mascotas

La inigualable belleza de las plantas no tiene que ver con que sean inofensivas. Alrededor de 700 especies se ha identificado como productoras de sustancias tóxicas que pueden alterar de alguna forma el comportamiento y la salud de los animales.

El veneno de ciertas plantas se origina en el tallo, hojas, o bien, en la planta entera, lo que puede generar reacciones que van desde algo muy simple como náuseas y temblorina en el cuerpo hasta la muerte.

Amarilis

amarilis%206

Los bulbos son de las partes más tóxicas de esta planta, puede causar trastornos gastrointestinales como vómito y diarrea.

Azalea

azalea-rosa

Las flores y las hojas contienen grayanotoxinas, lo que puede causar depresión del sistema nervioso central y en el peor de los casos inducir a un coma en situaciones extremas.

Lirio

Lirios

La planta entera afecta a los gatos principalmente, ya que puede causarles problemas de riñón e hígado.

Begonia

begonia

El tallo es la parte más tóxica de esta planta, si se tienen síntomas como una salivación excesiva o hinchazón en el hocico es primordial acudir al veterinario.

Aloe Vera

Aloe vera

La parte tóxica de esta planta son las hojas, puede provocar cambio en el color de la orina, depresión, vomito y diarrea.

Cómo prevenir

Con el fin de prevenir intoxicaciones por causa de las plantas y las flores, es necesario evitar colocarlas en lugares donde las mascotas frecuenten o tengan acceso. Y si se puede prevenir tenerlas sería formidable para no darle tentación a esos animales.

Estudios sugieren incorporar algún tipo de fibra a la dieta de los perros, ya que de este modo no tendrán este antojo por comer vegetación.

Ahora que si observas algún tipo de cambio en la mascota (diarrea, vómito, irritación, dificultad para respirar, etcétera) y hay indicios de que pudo haber ingerido alguna planta, acude al médico veterinario para un diagnóstico certero.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta