Estas plantas perennes de bajo crecimiento incluyen diversas opciones tanto para sitios soleados como sombreados.

1. Phlox stolonifera

Se trata de una planta herbácea perenne que crece solamente seis pulgadas y viene en diversos colores como el blanco, el azul, el rosa y el morado.

2. Stachys lanata

También conocida como oreja de cordero o de liebre es una planta cubresuelos perfecta para tapizar el terreno con su follaje gris plateado durante todo el año y sus flores de color púrpura que florecen en primavera.

3. Viola sororia

La viola sororia, conocida como violeta azul común, es una planta de crecimiento moderado que cuenta con flores púrpuras pecosas a mediados de la primavera. Combínala con musgos para crear un efecto de bosque.

4. Menta requienii

Es una planta herbácea que pertenece a la familia de las lamiáceas y es oriunda de Cerdeña, Córcega, Italia y Francia. Desarrolla flores diminutas de color malva pálido en verano y son ideales para decorar tu jardín. Además, disfrutarás de su agradable aroma a menta. Prefiere la sombra aunque también puede desarrollarse adecuadamente con el sol de la tarde.

5. Dianthus gratianopolitanus

Es una planta herbácea perenne de follaje azul verdoso que desarrolla flores rosadas y con aroma a clavo de olor de hasta un pie de alto. Requiere poca cantidad de agua.

6. Mazus reptans

Es una planta de hoja perenne de crecimiento bajo, perfecta para cubrir superficies rápidamente y, también, como borde de estanques. Se adapta perfectamente a las áreas sombrías del jardín y sus raíces se propagan rápidamente apenas se planta. En verano produce flores pequeñas de color azul o blanco. Sus hojas son lanceoladas, pequeñas y dentadas. Prefiere suelos húmedos, pero bien drenados.

7. Isotoma fluviatilis

Comúnmente conocida como enredadera de estrella azul o isótopo de pantano, produce flores de color azul pálido que florecen desde la primavera hasta el otoño. Se propagan rápidamente con luz filtrada, aunque tampoco les hace mal tomar unas horas de sol intenso.

8. Sedum album

Comúnmente llamada uva de gato, es una crasulácea que crece sobre muros, rocas y tejados. El Sedum es una planta perenne, vivaz y crasa que puede llegar a medir hasta 30 cm de alto. Sus hojas de tonalidad casi rojizas son carnosas y en verano da flores blancas con anteras negras. Te recomendamos leer: Sedum morganianum, hermosa suculenta colgante

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí