Los abonos de frutas y vegetales traen consigo miles de virtudes para las plantas e incluso son fáciles de realizar. Es decir que son compuestos que se obtienen de la degradación de los residuos orgánicos y se aplican a los suelos con la finalidad de aportar los nutrientes necesarios para las especies.

Abonos de frutas

No dejes de leer: Todo lo que debes saber sobre el fertilizante triple 1

Abonos de frutas y vegetales

Preparado de vegetales y frutas

  • Para este fertilizante habría que verter en un recipiente 3 kg de restos de frutas, vegetales (cortados en trozos chicos) y pasto junto con 500 g de azúcar.
  • Mover hasta unificar y dejar fermentar durante 7 días para que se forme un lixiviado (proceso de transformación de los restos del compost) en la parte inferior del recipiente.
  • Este líquido tiene olor a alcohol debido a la fermentación que posteriormente deberá diluirse con 2 litros de agua.

Agua de verduras

  • Con este abono solo se requiere el uso de agua donde se han hervido las verduras. Pero el único requisito es que no tenga sal.
  • Esta agua puede resultar benéfica para los cultivos. Solo habría que considerar usarla en terrenos que tengan verduras que se pusieron a hervir.
  • Si los restos sólidos los colocas en tus plantas, es preciso tener cuidado de cubrirlos para que los animales no estén merodeando el lugar.

Abono vegetales

Más abonos…

Maceración de restos de verduras y frutas

  • Con este abono se debe recolectar 3 kilos de restos de verduras y frutas y, colocarlos en un recipiente con 500 gr de azúcar.
  • Dejarlo reposar durante 7 días para que el resultado de esta fermentación se forme un lixiviado que deberás diluir cada 100 ml con 2 litros de agua.
  • Regar una vez por semana para obtener protección contra plagas y enfermedades a la vez que brinda protección a los cultivos y mejora el desarrollo de la planta.

Cáscaras de plátano

  • Para elaborar este abono habría que poner en una olla 1 litro de agua, 2 cucharadas de azúcar y 3 cáscaras de plátano y, llevar al fuego durante unos minutos hasta que de un hervor.
  • Transcurrido el tiempo, colar y diluir en agua. Aplicar de manera semanal en forma de riego.

¿Qué te parecen? fácil, ¿no crees? Así que elige el que mejor te convenga y ayuda a tus plantas crecer de manera óptima con estas opciones naturales.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta