El tener un jardín espectacular no es una tarea fácil, pero puede ser totalmente satisfactoria. Y si a eso le agregamos hacer cosas eficaces para tener las plantas, las flores y los árboles en perfectas condiciones puede ser aún mejor. Así que una buena opción son los abonos líquidos.

abonos-liquidos-plantas

Quizás también te pueda interesar: fertilizantes orgánicos hechos a base de plátano

¿Cómo realizar los abonos líquidos?

Estos abonos líquidos se emplean para regar las plantas en horas de la tarde y, con ello, se podrán notar grandes cambios recobrando color y vigorosidad en el área verde.

Ortiga

Para prepararlo se requiere de ortiga y el proceso es realmente fácil. Para comenzar se debe adquirir la ortiga (es preciso utilizar guantes) y colocarla en un recipiente. La proporción es por 1 kilo de la planta 10 litros de agua. Enseguida mezclar perfectamente para que quede sumergida la ortiga. Tapar y remover de vez en cuando durante varias semanas. Cuando la mezcla este bien podrida, filtrarla y está lista para utilizarse. Se puede emplear, diluyendo una parte de abono líquido en diez de agua. La materia sólida se puede incorporar al compost.

Frutas

Este abono requiere de 200g de frutas muy maduras como manzana, melón y plátano (deben ser 3 tipos diferentes). Luego picar las frutas por separado y colocarlas en un balde. Para ello poner una de capa de fruta, luego melaza (200g repartida) y otra de fruta hasta terminar. Tapar con una cubierta plástica o madera. Después cubrir el balde con un saco de yute o arpillera, dejar reposar una semana hasta que comience a fermentar. Al transcurrir 7 días, destapar, colar y envasar. Utilizarlo de forma inmediata y conservar en refrigeración.

abonos-liquidos

Ajo

Para este abono se debe dejar unas cuantas cabezas de ajo en agua durante 24 a 48 horas. Luego vaciar a una olla y llevar al fuego durante media hora. Apagar y dejar enfriar. Colocar en rociadores y abonar las plantas. Además de darle fortaleza a las plantas va a ahuyentar los pulgones, las cochinillas y las hormigas, entre otros.

Cebolla

Este abono precisa el mismo método anterior, hacer una cocción de las cebollas y al estar frío, llevar a contenedores específicos de riego. Con ello se va a controlar los hongos y mantener al margen a los pulgones, entre muchas plagas. Incluso la cebolla machacada cruda junto con medio litro de agua, previamente colada puede ser otra forma de tener un abono líquido.

Los abonos líquidos son una alternativa distinta, pero eficaz para las plantas con el fin de que desarrollen todo su potencial.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta