La Acalifa (Acalypha Pendula) también se le conoce como Cola de gato, Felpilla, Cola de Zorro, Moco de pavo, Manto de candela, Gusanito y Ricinela. Pertenece a la familia de las Euphorbiaceas y es originaria de las zonas tropicales del sur de Asia incluyendo las islas del Océano Pacífico.

cuidados-acalifa

Quizás también te pueda interesar: Características y cuidados de la Gaura lindheimeri 

Características de la Acalifa

Es una planta de porte rastrero o colgante con hojas ovaladas de borde dentado muy similares a de las Hortensias, pero de menor tamaño y de un color verde intenso. Lo peculiar son sus inflorescencias péndulas, amentos y largas, las cuales que llevan centenares de florecitas en un tono rojo. Aunque existen especies y variedades con flores de color ceniza, verde y amarillo. Son de larga duración y carentes de pétalos.

Cuidados de la Acalifa

Las Acalifas requieren de una exposición muy luminosa, pero sin sol directo y que la temperatura no descienda de los 15˚C.

El riego debe ser muy frecuente durante todo el año, de manera que la tierra siempre se encuentre húmeda sin que tenga encharcamientos. Una buena práctica es rociar las hojas con la ayuda de un pulverizador. El agua debe estar a temperatura ambiente y hacerlo de forma cotidiana, sobre todo, en las épocas cálidas.

El abono es preciso que sea cada 15 días con fertilizante líquido mineral especial para las plantas de interior durante la primavera y el otoño.

La planta empieza a florecer desde que alcanza el primer año de edad, por lo que es muy generosa. Sin embargo, su mejor temporada para florecer es durante el verano, tupiéndose completamente de pequeños rabos.

acalifa

La poda es conveniente hacerla cuando se tengan las flores marchitas y tras la floración para que se ramifique y pueda florear al año siguiente.

Las plagas a las que puede ser susceptible esta planta es la cochinilla y la araña roja. Por lo que debe hacerse una revisión periódica.

La multiplicación es por esquejes, los cuales florecerán después de un año. Es preciso tener en cuenta que no se deben trabajar con los esquejes hasta que hayan producido nuevos brotes. Pero facilitar la tarea la mejor opción es comprar los cepellones o plántulas en el vivero.

La Acalifa contiene un látex blanco que es venenoso y surge cuando se corta una hoja o rama. Este látex se compone de agua, gránulos de almidón, enzimas, alcaloides, sustancias proteicas, resinas y gomas.

Compartir

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta