Acanthus mollis también conocido como Acanto, Oreja gigante, Yerba carderona o Planta de la cuchara. Su nombre viene del griego “akantha” que significa espina y “mollis” se traduce en el hecho de que las hojas no pinchan. Pertenece a la familia Acanthaceae, siendo originario de la zona mediterránea.

Acanthus mollis arbusto

Quizás también te pueda interesar: Euonymus alatus es un arbusto que logra imponer por su doble coloración

Características del Acanthus mollis

Planta herbácea de raíces perennes que no supera el metro y medio de altura. Las hojas son de gran tamaño, rizomatosa, dentadas, de color verde brillante, cubiertas por una pelusa suave. Las flores son blancas y brácteas púrpura en forma de embudo, dispuestas sobre una rígida espiga. Los frutos hacen un ruido característico al diseminarse.

Cuidados del Acanthus mollis

Acanthus mollis

Resulta excelente para tener en jardines, macetas o como flor cortada. Esta última le va muy bien para ramos frescos o secos, el cual lleva un proceso para que no pierdan su belleza. Además, cabe destacar su gran labor para la polinización de sus flores, ya que atrae abejas y abejorros.

Es una planta que se adapta a climas cálidos y secos. Sin embargo, en climas sombríos le convendrá su desarrollo. La temperatura que es capaz de tolerar es de -7˚C. También soporta ambientes marinos.

El suelo debe ser profundo (40 cm de suelo suelto y permeable) y bien drenado.

Para plantar se debe dejar 50 cm entre los ejemplares.

El riego debe ser en la primavera y el verano cada 2 a 3 días. Mientras que en el invierno cada 10 días.

El abono es compuesto mezclado con arena si es demasiado pesado.

Para la poda debe cortarse las hojas casi a ras de suelo tras la floración, así como los tallos florales marchitos. Además de eliminar las hojas secas para que pueda crecer vigorosa.

Las plagas y enfermedades que la vuelven susceptible están los caracoles, las babosas y el oidio, por lo que habría que vigilar si existe alguna presencia para poder terminar con el problema.

Se multiplica por medio de semillas en la primavera (previamente remojadas), o bien, semillas frescas a final del verano o principios del otoño. Otro método es por división de mata al final del invierno. Incluso admite el esquejado de raíz.

Usos

El Acanto resulta benéfico para la salud. Una infusión de sus hojas o flores van a ayudar a tener más apetito, regularizar la digestión y desintoxicar el hígado. Al macerarse en agua fría y previamente machacadas se pueden poner sobre las heridas para ayudar a cicatrizar.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta