Un acuario debe tener un equilibrio para que pueda garantizar el éxito de la vida marina. Por esta razón, es preciso saber cómo aclimatar los peces en el acuario para evitar causarle daño a nuestra mascota y desestabilizar la pecera.

Aclimatar peces

Quizás también te pueda interesar: Cuál es la alimentación de la tortuga de agua

Qué es aclimatar los peces

Aclimatar los peces consiste en acostumbrarlos a un nuevo ecosistema.

Una forma de hacer que dichos animales marinos se familiaricen con los parámetros de temperatura, pH, salinidad, etcétera. Siendo clave para su bienestar.

Método para aclimatar peces según su tipología

Cabe recordar que los peces se estresan con facilidad por lo que habría que tratar de que la transición del contenedor en el que viven a nuestro acuario se realicen en condiciones óptimas y tranquilas.

Así que veamos los métodos para aclimatar peces según la procedencia del mismo.

Peces de agua dulce

  • Es una alternativa para los peces de agua fría y de agua tropical. Este método es ideal, ya que suelen llegar a casa dentro de bolsas plásticas.
  • En ellas no solo está nuestro nuevo miembro de la familia, sino parte del agua al que él está acostumbrado.
  • Comenzaremos por introducir el plástico cerrado al acuario durante un cuarto de hora. Con ello, se va a conseguir equilibrar la temperatura del agua de la bolsa a la pecera de forma gradual para que la mascota se acostumbre a la temperatura.
  • Después de este tiempo, corta la parte superior de la bolsa para que el agua no se mezcle de golpe con la del acuario.
  • Lo ideal es que me mezcle de forma paulatina, vertiendo medio vaso del depósito dentro de la bolsa cada 5 minutos hasta que quede llena.
  • Repite la operación de llenar y vaciar cuatro veces antes de incorporar al pez o peces, para lo cual es mejor ayudarse de una red.

Aclimatar peces acuarios

Peces de agua salada

  • Es una técnica excelente para animales marinos o para quienes tienen un ecosistema de agua salada.
  • Tan solo se requiere de un recipiente y un tubo atóxico para poder llevar a cabo la labor.
  • Deposita la bolsa flotando en el acuario durante un cuarto hora para que se acostumbre a la nueva temperatura.
  • Transcurrido el tiempo, vacía el contenido de las bolsas en cubos. En caso de que sean invertebrados sensibles al aire, sumerge la bolsa para evitar dañarlos.
  • Con el tubo atóxico comenzar a gotear el agua del acuario al interior del cubo.
  • Meter un extremo en la pecera y con el otro soplar para introducir el líquido. El flujo ideal es de 2 a 4 gotas por cada segundo.
  • Es importante medir la salinidad de envase como del acuario para corroborar si está equiparado.
  • Una vez hecho, es momento de pasar los peces con la ayuda de una red o sumergir la bolsa al acuario.

¿Qué te parecen estos métodos?¿Conoces otros?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí