Ajania pacifica también conocida como Margarita del Pacífico o Crisantemo del Pacífico, la cual se puede encontrar más en la costa del Pacífico. Pertenece a la familia de las Asteráceas o Compuestas. Es nativa del Centro y Este de Asia.

Ajania pacifica planta

Quizás también te pueda interesar: Plantas para cubrir el suelo del jardín 

Características del Ajania pacifica

El parentesco con los crisantemos se deriva con sus sinónimos. Planta herbácea de crecimiento rápido que puede alcanzar los 30 – 60 cm de altura.

El follaje es perenne, de color verde o verdeazulado, pubescente en el envés, está recubierto de una sedosa pelusa blanquecina. Al frotarlas despiden un aroma similar al de la manzanilla. Las hojas están de forma espiralada a lo largo de las ramillas leñosas que conforman matas redondeadas con tendencia a abrirse al envejecer la planta.

Las flores son pequeños capítulos de color amarillo oro reunidos en corimbos. Las flores son nectaríferas y melíferas, y se vuelven más oscuras al envejecer. Florece a finales del verano. Mientras que los frutos son aquenios pequeños.

Cuidados de la Ajania pacifica

Ajania pacifica

Planta que vive a pleno sol, o bien, con sol matutino y sombra vespertina en lugares demasiado calurosos, donde deberá situarse en semisombra.

Soporta cualquier tipo de sustrato, incluso el salino, siempre y cuando drene muy bien. El abono se puede incorporar cada 2 o 3 semanas de la primavera al otoño. Además, es capaz de aguantar los -10˚C, la sequía y el aire marino.

Precisa de poca agua y en el invierno no se debe regar.

En lo que respecta a la poda, se pueden pinzar las flores marchitas para provocar una floración vigorosa. Incluso las podas ligeras van a permitir el control, pero en el invierno conviene un recorte drástico.

Se multiplica por medio de esquejes, acodos o mediante retoños. Ahora que si se tiene maceta puede cambiarse a una de tamaño considerable para un crecimiento óptimo. Si la maceta ha alcanzando dimensiones grandes, se puede cambiar el sustrato y el abono.

No suele presentar problemas ni plagas importantes.

Usos

Esta planta pese a su gran valor decorativo no es demasiado utilizada. Sin embargo, es ideal para jardines de costa, rocallas, xerojardines, como cubresuelos, (llegando a tapizar grandes espacios en poco tiempo) jardineras de terraza y macetas.

De cuidados fáciles con una belleza que impone, la cual podría dar un gran colorido al formar parte de ese espacio en el jardín ¿Qué más se puede pedir?¿La conoces?

Imágenes cortesía de: Louisa Billeter, Codognanais – Francois C,

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta