Los sapos no son animales que frecuenten un jardín en óptimas condiciones, ya que si el lugar está limpio y con los cuidados necesarios seguramente no asomaran las narices. Sin embargo, hay veces en la que pueden hacer acto de presencia y pueden ser un tanto desagradable a la vista.

aleja-sapos-jardin

Cómo ahuyentar los sapos del espacio verde

Si bien es cierto, para muchas personas resulta muy desagradable ver un sapo en el jardín. Este animal puede ser de gran ayuda en el área verde, ya que al comer insectos como las hormigas, los caracoles o las babosas, se tendrá la seguridad de que van a ocuparse de algunas indeseables plagas.

Ahora bien, si no quieres que los sapos merodeen el jardín lo mejor es plantar ajenjo o savia, ya que el olor de estas plantas los hace alejarse para no volver más. Así que si has visto pasear a uno puedes colocar unas cuantas plantas muy cerca de su guarida. Otra buena noticia de estas maravillosas plantas es que tampoco les gustan a las víboras, así que si has visto ese otro animal, podrás arreglar dos problemas con un solo método.

ahuyenta-sapos-jardin

Incluso puedes optar por minimizar los niveles de humedad de las plantas y del suelo, pero considerando aquellas que no se ponen en riesgo a tal grado que puedan enfermar y morir. Además, si tienes pilas de madera y macetas vacías, deberás retirarlas del suelo, ya que a los sapos les encantan esos lugares oscuros y húmedos durante el día, porque al llegar la noche salen a cazar.

También si hay rincones muy húmedos como cobertizos y veredas, entre otros, pero no hay plantas puedes secar bien y echar cal, los sapos no podrán sobrevivir a ese medio y simplemente ser irán de ahí.

Si tienes contenedores con la comida de la mascota fuera de casa, lo mejor es llevarla adentro. Los sapos son conocidos por tomar algunos bocadillos gratis. Así que lo ideal es cerciorarse de no dejar indicios de alimento.

También te  puede interesar: Plantas y flores que alejan al conejo del jardín

Es importante recalcar que los sapos no son animales ofensivos, pero si su presencia no es la mejor para ti, lo único que hay que hacer es aplicar estos sencillos métodos para poder alejarlos, sin hacerles daño. Ten en cuenta que son parte de la naturaleza y merecen respeto. Así que piensa bien lo que quieres hacer para la próxima vez que te encuentres con uno.

Imágenes cortesía de: pixabay, pixabay,

No hay comentarios

Dejar una respuesta