Las variaciones nutricionales de los reptiles es muy común. Algunos roedores son suficientes, pero la alimentación de la serpiente doméstica tiene lo suyo, por lo que es un aspecto que se tiene que conocer a fondo.

Alimentación serpiente

No dejes de leer: Todo acerca de las moscas e insecticidas

Base de la alimentación

Los roedores es el alimento predilecto de esta especie, pero cuando están en cautiverio puede alimentarse de ratones, cobayas y conejos. Así que se puede decir que la serpiente es un animal carnívoro, pero hay especies omnívoras. Más que nada, los roedores es su instinto de cazar.

En cuanto a los aportes nutricionales, esto va a depender de la alimentación que ha tenido el roedor, ya que les va a permitir captar cada nutriente del mismo.

Cómo darle de comer

Serpientes

Por lo regular, los roedores son congelados. Así que habría que esperar a que el animal se descongele de forma natural, nunca calentarlo artificialmente. Incluso es recomendable alimentar a la serpiente fuera del terrario, sino se va a acostumbrar a que le coloquen la comida, lo que podría confundirla y atacar.

Es preciso alimentarla una vez por semana y que guarde reposo para la digestión, ya que son procesos lentos pero puede variar según la especie.

Alimentación de la serpiente

A modo general, se rige dependiendo del tamaño de la serpiente. Por lo que si es de un tamaño pequeño, se debe alimentar con mayor frecuencia. En cambio al ser joven, el metabolismo es más rápido y el tamaño de la presa que puede engullir es menor. Al ser más grandes, una especie de medidas considerables es muy distinto. Así que un reptil recién nacido de unos 90 cm puede comer uno o dos ratones a la semana. Mientras que de unos 1,50 m, lo correcto sería darle una rata cada 10 días.

El ratón es el plato base, pero no es lo único. Existen otras combinaciones que se pueden realizar. Por ejemplo, habría que colocarle una mezcla de pescado con insectos benignos como las larvas. Cabe recalcar, que algunas especies comen huevos o reptiles pequeños como ranas. Y muchas especies se alimentan de noche.

Es importante enfatizar que sea la especie que sea, es necesario tener presente los ciclos digestivos para su desarrollo y su bienestar. Además, hay que entender que la especie debe adaptarse. Por lo que los primeros días son clave para dejarlas tranquilas y ver cómo es su comportamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí