La Allamanda cuenta con hermosas flores doradas, y se trata una planta trepadora de origen brasileño. Si tienes espacio, colócala en espaldera contra una red, donde realmente lucirá maravillosa, puesto que precisa mucho lugar para desarrollarse adecuadamente.

allamanda

Quizás también te pueda interesar: Plantas trepadoras que ayudan a mejorar la pérgola

Características de la Allamanda

La Allamanda posee hojas alargadas y estrechas de manera oval dispuestas en verticilos desde sus leñosos tallos y ramas. Durante la temporada de verano, brinda brillantes y amplias hojas de color amarillo doradas con forma de embudo que se abren en los extremos de las ramas en racimos. Es una planta trepadora vigorosa y puede llegar a alcanzar hasta 3 metros de alto, siempre y cuando, se le otorguen las condiciones necesarias.

Cuidados de la Allamanda primavera y verano

Proporciónale a tu Allamanda mucha luz; no obstante, si el sol fuera muy directo el follaje se marchitará, de modo que en la época más calurosa deberás colocar la Allamanda bajo una sombra ligera. Riega la planta regularmente durante todo el año para mantener la tierra constantemente húmeda. Recuerda que cuánto más grande fuera la planta, más agua precisará en verano; pero tampoco te excedas, pues el compost no debe quedar anegado.

Rocía la planta una vez al día y colócala sobre una bandeja de guijarros húmedos durante el verano, para crear humedad, dado que sin ella la planta no podrá florecer. Durante el verano, la Allamanda debe estar a una temperatura de entre 21° C y 27° C, siendo la mínima tolerable de 15° C.

allamanda-1

Cuidados de la Allamanda en otoño e invierno

Interrumpe el abono durante el verano, y durante los meses de otoño e invierno, lo más importante que puedes hacer por esta planta trepadora es mantenerla a una temperatura constante por encima de los 15° C. Pódala en invierno para conservar la prolijidad de la planta y vuelve a podarla nuevamente hasta el primer nudo antes del principal tallo, para favorecer un saludable y fortalecedor desarrollo.

Te recomendamos leer: Decoración de jardines con plantas trepadoras

Propagación de la Allamanda

En primavera corta esquejes de 7 cm de largo de las puntas de las ramas que hayan crecido durante el año anterior. Usa los retoños que has cortado durante la poda. Sumerge los extremos de los esquejes en hormonas de enraizamiento y plántalos en un compost de turba y arena en partes iguales. Consérvalos a una temperatura de alrededor de 27° C y verás que echarán raíces rápidamente.

¿Qué te ha parecido este post sobre los cuidados de la Allamanda? Deja tu comentario.

Compartir

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta