El Allium giganteum también conocida como Ajo gigante o Ajo de flor gigante. Pertenece a la familia de las Aliáceas-Liliáceas, es originaria de Asia, desde Afganistán y Pakistán hasta Rusia. De un agradable aspecto, por lo cual se emplea como ornamental, destacándose sus grandes beneficios para el organismo.

allium-giganteum-cuidados

Características del Allium giganteum

Es una planta bulbosa, de desarrollo tapizante, la cual llega a alcanzar una altura de hasta 1,5 metros, floreciendo en primavera y desapareciendo en el frío. Posee un bulbo de un tamaño considerable, el cual da lugar a unas hojas largas, anchas y carnosas donde almacena el agua. El tallo es desnudo, robusto y largo. Del centro surge una inflorescencia globular compuesta por un gran número de flores diminutas (50 aproximadamente) de color rosado fucsia y púrpura.

Cuidados del Allium giganteum 

allium-giganteum

Necesita de una exposición directa al sol, la cual se adapta a climas fríos, tolerando una temperatura de hasta 5˚C. Así que es capaz de soportar heladas y sequías, por lo que se ha propagado el cultivo de esta hermosa flor. Además, requiere de suelos ligeros y fértiles donde el agua no se encharque.

No es exigente en los riegos, por lo que no hay que regar a menos que el terreno se encuentre demasiado seco. En climas fríos las hojas tiende a secarse, volviendo a aparecer con la llegada de las buenas temperaturas.

Con el aumento de las temperaturas diurnas a inicios de la primavera se puede incorporar un tratamiento con insecticida de amplio espectro, por lo que es mejor agregarlo cuando no hay floración. También cuando las gemas engrosen excesivamente es bueno practicar un tratamiento fungicida de amplio espectro para ayudar a prevenir el desarrollo de enfermedades de hongos.

Basta con decir que no suelen tener problemas, ya que ella misma produce defensas contra algunas enfermedades y plagas como los pulgones.

No precisa ser abonada para que puedan desarrollarse bien, aunque es muy agradecida cuando se les coloca un aporte.

La multiplicación se realiza por división de bulbos o a partir de semillas, en la primavera o después de la floración. Sembrándolas a 1 cm de profundidad.

Así que valdría la pena cultivarla en el jardín, ya que su inigualable belleza le va a imprimir un sello característico al lugar. Además, es apta para estar en una linda maceta. Por si fuera poco los bulbos pueden ser consumidos, pero con una ingesta moderada. Al igual dichos bulbos son utilizados en la medicina alternativa, gracias a sus generosas virtudes.

Imágenes cortesía de: pixabay, pixabay,

Compartir

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta