Aralia sieboldii o Fatsia japónica, pertenece a la familia Araliaceae. Es originaria de Asia, principalmente de Japón y China. Siendo una planta muy apreciada y una de las primeras en formar parte de la ornamentación para interiores.

Aralia sieboldii

Quizás también te pueda interesar: Hypericum reflexum, un arbusto que dispone de hojas cruzadas

Características de la Aralia sieboldii

Planta que alcanza en maceta hasta 1 m de altura, mientras que cultivada al aire libre puede ser un arbusto de 2 a 4 m de alto y otro tanto de ancho. Arbusto de hojas grandes, gruesas y recortadas por el margen, de un color verde penetrante y muy lustrosas, las cuales pueden llegar a medir de entre 15 y 45 cm e incluso más. Las flores en panoja, de umbelas, chicas y blancas. Los frutos son bayas redondas de color verdoso que al madurar van tomando un tono negruzco.

Cuidados de la Aralia sieboldii

Aralia sieboldii cuidados

Aunque se tiene como planta de interior, es un arbusto de hojas exóticas muy resistente. Prefiere la sombra, por lo que no es bueno tenerla en el sol, ya que las hojas pueden quemarse.

En cuanto al suelo lo prefieren rico, ligero y un poco húmedo.

La temperatura ideal es de entre 16˚ a 21 ˚C, aunque es capaz de soportar un amplio rango de temperaturas, tolerando los 0˚C.

Para poder cultivarse requiere de climas cálidos, sin heladas o débiles. Así que cuando hay frío es bueno protegerla con una cubierta de plástico y un poco de turba en la base.

En cuanto al riego conviene hacerlo 2 veces por semana en verano, manteniendo constantemente húmedo el sustrato y minimizar la frecuencia de riego en invierno una vez por semana, evitando que la maceta se seque por completo.

Para poder alentar el crecimiento se trasplanta a principios de la primavera, empleando un compost.

El abono debe ser con un fertilizante líquido para plantas de interior (siguiendo las instrucciones del fabricante).

Para la poda no es necesaria, a menos que en la primavera no se quiera con mucho crecimiento.

La multiplicación es por medio de semillas, previamente remojadas. En el verano es por esquejes en invernadero o plástico. Las partes cortadas se sumergen en hormonas de enraizar, plantados en dos partes de turba y una de arena.

La aparición de un polvillo blanco sobre las hojas indica la presencia de cochinillas algodonosas. La cual se debe quitar con un pequeño pincel empapado en alcohol metílico. Otras plagas que suelen atacar a esta planta son la araña roja y el pulgón verde.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta