Al pretender adquirir árboles existen ciertos consejos a considerar para que se ubiquen en el lugar adecuado del jardín y, este se vea reluciente y lleno de vida.

consejos-arboles

Arbusto, árboles, frutales, cítricos, ornamentales, de hojas caducas, coníferos o siempre verdes, lo básico a tener en cuenta es el lugar idóneo para su crecimiento, ya que debe sembrarse a una distancia significativa de la pared de la casa para que se desarrolle de forma correcta.

La apariencia de los árboles

El punto de partida para tener ese bello árbol es tomando en cuenta dos aspectos. El primero es que debe estar bien formados y proporcionados. El segundo es que se vean sanos, que no tengan ramas rotas, libres de heridas y protuberancias, sin plagas o agujeros diminutos.

La altura también debe estar en los primeros puntos, ya que hay muchas variedades miniaturas o enanas de menos de 1 metro, otras de 2 metros, de 3 m, 4 m y vigorosas de 6 m. Por lo que se debe analizar cuál es el mejor para ese espacio verde.

La variedad miniatura de árboles son los más adecuados para que se ubiquen en macetas y que se pongan en el exterior y cuando la temperatura haga estragos se puedan resguardar sin ningún problema. Los que son frutales no implica alguna diferencia en la dimensión o sabor del fruto, ya que será igual a los de tamaño natural.

Opciones para elegir árboles

arbol

Cuando ya tienes en mente y estas completamente seguro que deseas un árbol ornamental o frutal, hay lugares especializados donde se pueden encontrar en maceta, raíz desnuda, escaloyado, con cepellón. Cada uno con cuidados distintos, por lo que habría que preguntar sobre lo más convenientes para tus necesidades.

Los arbustos y árboles a raíz desnuda se encuentran más en el invierno, entre ellos están las variedades de rosales y algunos ejemplares de hojas caducas. Quizás, habría que detenerse a analizar que son los de costos más accesibles. Además estos se extraen de la tierra al momento de adquirirse, dejando sin tierra las raíces.

Con cepellón son aquellos que tienen una bola de tierra en todo su entorno, se envuelven en tela de arpillera o bolsas plásticas para evitar que se desmorone y puedan arraigarse de forma óptima en el jardín.

Como verás no es nada complicado tener esos árboles que siempre se ha anhelado, solo es cuestión de considerar todos estos factores para poder embellecer más ese jardín, dando la oportunidad a otra vida verde para que pueda echar raíces.

Imágenes cortesía de: nl.forwallpaper, jardineriaon

3 COMENTARIOS

Dejar una respuesta