La Ardisia es una planta arbustiva con bayas de color escarlata, cuyo crecimiento es muy lento, lo que significa que una vez que lo ha conseguido, es poco probable que continúe creciendo en tu hogar por muchos años. Una de las variedades más fáciles de encontrar es la Ardisia crenata, de origen japonés, también conocida como Crispa, ideal para decorar el hogar en fechas festivas.

ardisia

Quizás también te pueda interesar: Berberis, un arbusto con bayas atractivas

Se trata de un arbusto estrecho, alto y siempre verde, con hojas gruesas, de bordes dentados y resistentes. La misma posee racimos de flores pequeñas de color blanco en forma de estrellas, seguidas de varias lustrosas de color escarlata que se encuentran en la mitad de la planta con una falda de color rojo muy delicada.

Cuidados de la Ardisia en primavera y verano

Poda durante el mes de marzo cualquier brote disperso del tronco para darle buena forma a la Ardisia. Riégala con frecuencia y de manera regular desde abril hasta finales de septiembre; esto es sumamente importante dado que el compost nunca se debe secar por completo. Agrega también un par de gotas de fertilizante líquido cada vez que las riegues y proporciónale a la planta buena luz y condiciones ambientales cálidas, siendo la temperatura ideal de 21 °C.

Si la temperatura llegara a ascender, las hojas podrían comenzar a marchitarse y las bayas arrugarse y caer de la planta. Planta la Ardisia en febrero- abril en macetas con buen compost y trasplántala cada tres o cuatro años en una maceta apenas más grande, pues las raíces no deben contar con un espacio excesivo.

Cuidados de la Ardisia en otoño e invierno

ardisia-crenata

Interrumpe el abono en septiembre y riégala con menor frecuencia; deja que la superficie del compost se seque un poco, pero continúa conservando la tierra ligeramente húmeda. La Ardisia precisa buena luz y una temperatura de 13-15 °C para superar los rigores del invierno.

Problemas de la Ardisia

Los problemas se presentan si permites que tu Ardisia se seque, si la abandonas al frío o te olvidas de abonarla. Por otro lado, el pulgón verde se siente atraído por sus brotes jugosos. Por tanto, si llegara a aparecer, rocía la planta con un insecticida para plantas de interior. En ciertas ocasiones, las cochinillas blancas pueden adherirse a las bayas maduras. Usa un insecticida en vaporizador que contenga piretrina.

Te recomendamos leer: Conoce las espectaculares flores del Physalis o Farolillo chino

Las Ardisias pueden ser un tanto difíciles de encontrar, pero no imposibles. Procura en centros de jardinería o visita a un viverista profesional.

Imagen cortesía de Phytoimages y Ardisia

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta