La Aucuba es una planta arbustiva ideal para el interior de la casa, dado que no precisa muchos cuidados y, además, es una de las pocas plantas resistentes de jardín que puedan desarrollarse en el interior. En su hábitat natural, Himalaya, Japón y China, puede llegar a medir entre 1,80 y 3 m de alto.

Aucuba

Quizás también te pueda interesar: La Bignonia es una planta trepadora de rápido crecimiento ¡conócela!

Es una de las plantas de interior más fáciles de cultivar, siempre y cuando, le proporciones una buena ubicación en la que le dé la luz indirectamente y un lugar en el que exista una temperatura ambiental normal, más bien fría.

La Aucuba no solo es lo suficientemente atractiva como para tenerla el interior de la casa, ya que se da muy bien en sitios frescos y con corrientes de aire. La variedad Aucuba japónica variegata es la variedad veteada, que cuenta con hojas brillantes, ovaladas, de color verde con manchas amarillas.

Los especímenes maduros de la Aucuba pueden llegar a desarrollar flores de color púrpura durante el verano; pero para desarrollar ramilletes de bayas rojas en el invierno, es preciso poner un ejemplo femenino y otro masculino juntos en la floración para que pueda llevarse a cabo la polinización.

Cuidados de la Aucuba en primavera y verano

La Aucuba desarrolla raíces rápidamente, pero a no ser que desees que se transforme en un ejemplar enorme, tendrás que limitar el crecimiento de manera constante y severa. Trasplántala solamente en primavera y riégala frecuentemente para que el compost se mantenga húmedo. Abónala cada ocho semanas con fertilizante. La temperatura ideal es de 13 °C, aunque puede llegar hasta los 18 °C sin perjudicarla, no obstante, tendrás que regarla con frecuencia y mantenerla en la sombra.

Cuidados en otoño e invierno

En otoño e invierno tu Aucuba estará descansando, pero seguirá precisando buena luz pero no sol directo. No la riegues con mucha frecuencia en invierno y deja que el compost se seque entre cada riego, especialmente si hace mucho frío.

Te recomendamos leer: Cissus, una atractiva planta trepadora de color verde

Modo de propagación

Siembra las semillas de la Aucuba en otoño a 6 mm de la superficie del compost y mantenlas en un lugar fresco para que germinen. Cuando las plántulas hayan crecido lo suficiente como para manipularlas, tendrás que plantarlas individualmente macetas, riégala con cuidado y asegúrate de que siempre estén húmedas.

También puedes tomar ramas de 7 cm de brotes ya crecidos a principios de otoño e insertarlas en macetas repletas de compost. Mantenlas en un sitio fresco y rápidamente echarán raíces.

Si te ha gustado esta información sobre la Aucuba, deja tus comentarios.

No hay comentarios

Dejar una respuesta