Azafran silvestre, bulbo que florecen en otoño

Cuando nuestro jardín comienza a mostrar los cambios producidos por la llegada del otoño, a mostrar hojas y flores secas y marchitas, producto de los primeros fríos y disminución de la luz diaria, el Azafrán Silvestre comienza a producir su flores en otoño, aportando un toque de color y renovación al entorno

El azafrán silvestre es un planta que crece a partir de bulbos y produce flores en otoño; su nombre científico en Colchicum Autumnales. Pertenece a la familiar de las Colchicáceas y es conocida bajo los nombres populares como Cólquico, Azafrán, Narciso de otoño o Azafrán Silvestre, entre otros.

Sus bulbos deben ser cultivados bajo tierra y crecen luego de la temporada cálida de verano, de donde se genera un vástago, de longitud generalmente corta, De éste vástago nacen unas dos o tres flores en otoño. Su hábitat natural son las praderas húmedas y áreas montañosas.

La flor del azafrán tiene un hermoso color rosa lila y su forma es acampanadas en la parte superior y de una longitud importante. Está compuesta por seis partes iguales, de entre seis y siete centímetros y con manchas amarillas en la garganta de la flor.

Las características más sobresalientes del Azafrán Silvestre además de sus flores de otoño, son sus hojas de una forma lanceolada, con un color verde y con un tamaño de treinta centímetros de longitud, y sus nervaduras paralelas.

El Azafrán Silvestre es utilizada con fines medicinales ya que contiene una sustancia, “colchicina”, que es empleada para combatir crisis severas de gota. La Colchicina es una sustancia muy tóxica y que produce efectos secundarios complejos y molestos, como diarreas, nauseas y vómitos, y en casos de grandes dosis puede provocar la muerte del paciente.

La floración del Azafrán Silvestre se produce al final del verano y comienzos del otoño, pero la duración de sus flores es a lo largo del otoño y así es que se considerada dentro de las flores de otoño.

El Azafrán Silvestre requiere de calor en su primera etapa de crecimiento, por lo cual su plantación debe realizarse durante la temporada de verano, para que además de desarrollarse correctamente se puede obtener sus flores en otoño.

Se puede ubicar tanto en macetas como en jardineras; para realizar tapices herbáceos o combinar con arbustos en general y lucir el color rosa lila de sus flores con la vegetación verde de su entorno.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta