La Babiana es una planta erguida de origen sudafricano de forma compacta con flores no muy resistentes, pero muy bonitas, mucho más que lo que su nombre sugiere, dado que Babiana deriva de babianer que significa mandril. Esto es porque los mandriles encuentran a los bulbos de la Babiana muy deliciosos.

Babiana

Quizás también te pueda interesar: La Bignonia es una planta trepadora de rápido crecimiento ¡conócela!

Es miembro de la familia de las Iris, por lo que algunas Babianas poseen unas densas inflorescencias de hasta 10 flores con forma de embudo, que suelen desarrollarse por lo general a finales de la primavera.

Una de las especies más interesantes es la Babiana stricta, que posee variedades mucho más accesibles. Normalmente, poseen flores que van desde el color azul celeste al color púrpura y sus hojas son similares a las de las Fresias. Esta surgen antes que las flores y se secan después de finalizada la floración.

Cuidados de la Babiana en primavera y verano

Si deseas lucir tu Babiana en el jardín, espera a que pase riesgo de heladas. Sin embargo, tanto fuera como dentro de la casa, la Babiana precisará mucho sol y protección del viento y corrientes de aire. Por otro lado, a medida que las hojas vayan creciendo, tendrás que incrementar el regado gradualmente.

Cuando las inflorescencias empiezan a aparecer, riégala libremente y abónala con un fertilizante líquido cada dos semanas. Continúa regando y abonándola libremente hasta que hayan muerto las inflorescencias; en ese momento, cesa el abono y reduce el riego gradualmente. A mediados del verano, las flores y las hojas se secarán completamente y la planta empezará un breve periodo de inactividad.

Cuidados en otoño e invierno

Babiana1

Antes de que lleguen las primeras heladas, tendrás que resguardar los bulbos de la Babiana, o bien, cubrirlos con una capa de turba o mantillo de hojas y una protección de plástico por encima. Trasplanta los bulbos más antiguos en otoño y cultiva otros recién comprados.

Inserta los bulbos a 7,5 cm en el compost, y en macetas repletas de compost con base de tierra, hazlo un poco más profundamente. Puedes colocar cinco plantas juntas en una maceta de 13 cm de diámetro, pues quedará mucho mejor que individualmente. Riega con poca agua y, luego, mantenlas apenas húmedas hasta la próxima temporada de crecimiento. Proporciónales una temperatura de entre 5- 10 °C y el máximo de luz.

Te recomendamos leer: Cuidados de la Polygala myrtifolia o Poligala

Ten en cuenta que el exceso de agua, sobre todo en invierno, podría ser fatal. Asegúrate de que la maceta posea una base de material que permita el drenaje. Por otro lado, el pulgón verde podría atacar las hojas jóvenes; rocíalo con insecticida.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta