Aunque muchos expertos aseguran que el no bañar a los animales es importante mantenerlos sanos. El animal debe estar aseado, pero no solo para que su olor sea agradable, sino para evitar que las infecciones y enfermedades se apoderen de ellos.

Bañar perros

Quizás también te puede interesar: Remedios caseros para eliminar pulgas en los perros

Pasos para bañar al perro

El material necesario para bañarlo es una cubeta, dos toallas, un cepillo y champú para perros.

Baño perro

  • No uses champú para personas ni tampoco de barra, para trastos o de ropa, ya que todos ellos pueden irritar la piel de la mascota.
  • Con la ayuda de la toalla quita el excedente de tierra y polvo. Enseguida cepilla el pelo para quitar aquel que está suelto y remover más suciedad.
  • Si hace frío puedes bañarlo con agua templada, evitando a toda costa el agua caliente, ya que puede dañar su piel y además provocarle resfriado por el cambio de temperatura. Empieza por mojarlo desde el cuello hasta la cola. Al comienzo del baño omite la cabeza. Es mejor usar cubeta que manguera para poder controlar la cantidad y evitar desperdicios.
  • Aplica el champú (la cantidad depende del tamaño y largo del pelo del perro). Ten en cuenta que es mejor que le falte aplicar más champú que colocar una cantidad excesiva.
  • Asegura que el champú no le entre al conducto auditivo. Las orejas y el pabellón se pueden limpiar después con un algodón húmedo. Además, no olvides limpiar sus patas y por entre las almohadillas y dedos.
  • Enjuaga bien para que el pelaje quede libre de champú. Cuando ya no haya residuos, notarás que el agua corre suave y libremente por el cuerpo del canino. Si se quedan residuos podrían provocarle comezón y ardor.
  • Cuando los perros recién se mojan tienen la necesidad de sacudirse de inmediato. Si quieres evitar que salpique un poco, envuelve el lomo con una toalla seca. Después sécalo con la toalla y si no es una mascota muy nerviosa, se puede usar secadora de pelo (deberá usarse a temperatura normal con aire frío) y alejarlo a unos 30 cm de distancia para evitar resecar la piel.

Consejos

  • Si el perro odia el baño, prueba con sus premios favoritos, así podrá bañarse con una buena experiencia.
  • Has de su baño un momento de relajación con sus juguetes favoritos.
  • Si es un perro tranquilo, opta por un buen masaje al finalizar su baño.

Consiéntelo un poco porque seguramente ese lindo perrito lo va a gradecer.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta