Lavanda perro

La lavanda pertenece la familia de las lamiáceas (Lamiaceae) es muy fácil de cultivar en casa, jardín o maceta. Es una planta muy noble, se da en climas templados y también es reconocida por su fantástico color. Además de ser muy versátil, se emplea para productos cosméticos, para cocinar, como relajante y, sobre todo, para la salud del perro.

La lavanda y el perro

Lavanda

Repelente de pulgas y otros insectos: las pulgas aborrecen el olor de la lavanda, así que unas cuantas gotas en un paliacate o collar del perro va a ahuyentarlas. Además, se puede agregar unas gotas de aceite a su champú que va a servir de repelente.

Es más al rociar un poco de lavanda en spray sobre muebles y la alfombra va a llenar de un fresco aroma a la vez que impide el paso de las pulgas.

Otra opción es tener una linda planta de lavanda en el jardín. Solo es necesario estar al pendiente, ya que las abejas aman esta planta. Lo importante es cuidar al perro para evitar que lo pique.

Antiséptico: cuando el perro presenta alguna herida se puede limpiar con una torunda de algodón y unas gotas de aceite esencial de lavanda.

Para quemaduras: si el perro tiene una quemadura, se puede aplicar una compresa de agua fría y enseguida una gotita de aceite para evitar que se infecte. El científico francés René Gattefossé descubrió las virtudes de la lavanda debido a un accidente y comprobó que dicha sustancia puede mejorar la herida de manera rápida y sin dejar cicatriz.

Como relajante: La lavanda tiene propiedades relajantes, por lo que si el perro es muy nervioso y se estresa con facilidad, se puede hacer un saquito de lavanda para colocar en su collar, camita, o bien, acomodarlo en alguna parte de su casita. Incluso, un estudio publicado en 2006 demostró que los perros que olían esta planta ladraban menos y podían ir más tranquilos al momento de viajar.

Es por ello que en algunas veterinarias, estéticas caninas y guarderías utilizan un difusor de esencia de lavanda para poder relajar al canino mientras permanecen en esos lugares.

Consejos

Perro lavanda

Es primordial considerar que al adquirir un aceite de lavanda, éste sea de grado terapéutico, en otras palabras que no contenga nada de químicos adicionales o artificiales. Sin importar si es para la mascota debe ser auténtico, ya que los perros tienden a lamerse y podría ser una sustancia tóxica.

Cuando se emplee el aceite de lavanda debe ser de uso moderado. Al ser un aceite de grado terapéutico son concentrados y tan solo es necesario una gota para obtener el efecto deseado.

Basta con decir que es una planta bella que puede ser de gran ayuda para esas adorables mascotas. Toda una maravilla ¿no crees?

Imágenes cortesía de: Juan M. Casillas, Alessandro PalmesiAdriano,

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta