La Bletilla forma parte de un pequeño grupo de orquídeas terrestres de origen asiático, pertenecientes a la familia de las Orchidaceae. Es una planta resistente que puede ser cultivada en el exterior si las colocas protegida por una pared orientada hacia el este o hacia el sur. No obstante, también puede ser cultivada como planta de interior, en una galería para protegerlas de las heladas o en un jardín de invierno.

Bletilla

Quizás también te pueda interesar: ​La personalidad y rareza de la flor del Astilbe hace que los amantes de la jardinería quieran conocerla

Una de las especies más populares es la Bletilla striata, de corta duración, que florece en verano, proporcionando una espiga de 10-12 flores de color rosa con bordes púrpuras. El período de floración es largo, dado que los botones florales surgen con el verano y van abriéndose gradualmente.

Cuidados de la Bletilla en primavera y verano

Trasplántala a principios de la primavera, sin dejar pasar demasiado tiempo, antes de que las hojas empiecen a crecer; o bien, de inmediato luego de la floración, en verano y en otoño. Empieza en un recipiente de 13-15 cm de diámetro y cubre completamente el tubérculo con compost. También puedes preparar una excelente mezcla con tres partes de tierra negra fibrosa por cada parte de mantillo, turba y arena.

La Bletilla florece cuando sus raíces se encuentran bien apretadas; por tanto, tendrás que cambiarlas de maceta cuando sea necesario. Lo ideal es destinarla a un sitio iluminado, pero en semisombra, aunque el sol indirecto, de vez en cuando, no le vendría mal. Para que la planta se desarrolle adecuadamente luego del descanso invernal, procúrale un lugar cálido protegido, donde las temperaturas no superen los 13-18 °C. A medida que avance la primavera, las hojas empiezan a crecer, riégala y mantenla siempre húmeda.

2016-04-1656

Cuidados de la Bletilla en otoño e invierno

Durante los meses fríos, introduce la Bletilla en tu casa y colócala en un sitio iluminado. A pesar de que la planta puede soportar bajas temperaturas, las heladas suelen afectarla. Por tanto, asegúrate de que el medio ambiente no sea inferior de los 4 °C. Si realmente no dispones de un lugar donde colocar la Bletilla en invierno, cubre la tierra con paja y ata bolsas alrededor de la maceta. Para que la tierra no se seque, riega de manera ocasional, solamente para mantener húmedo el compost.

Propagación y problemas de la Bletilla

La propagación de la Bletilla se realiza por división en otoño. Divide el tubérculo de manera cuidadosa con un cuchillo afilado y, posteriormente, cubre la superficie corta con un polvo fungicida a base de azufre. Planta en el compost normal, mantenla húmeda y a una temperatura de 10 °C hasta que la planta se haya establecido por sí sola. A partir del otoño, proporciona el tratamiento indicado para los meses invernales.

Las hojas débiles indican que la planta no recibe la suficiente luminosidad; cambia la planta a una habitación mucho más iluminada si aparecen estos síntomas. Mantén el compost siempre húmedo, porque las raíces podrían secarse. Por otra parte, hay que tener mucho cuidado de no saturar la Bletilla de agua durante los meses fríos, dado que las raíces pueden pudrirse. El pulgón verde suele atacar las hojas tiernas y los botones florales; si esto llegara a suceder, combátelo con un insecticida con base de malathion.

1024px-bletilla_striata_hamadera_park_1

Te recomendamos leer: La Azalea le proporcionará a tu jardín una explosión de color

¿Qué te ha parecido esta información sobre los cuidados, propagación y problemas de la Bletilla? Deja tu comentario.

Imágenes: Houroumono, Midori, scjz888

No hay comentarios

Dejar una respuesta