El Boj (Buxus sempervirens) también se le conoce como Boje. Es una planta que desde la antigüedad era utilizada como seto y planta escultural, desde entonces no ha perdido su popularidad. Pertenece a la familia Buxaceae y es originario de Europa, norte de África y oeste de Asia.

boj-arbusto

También te puede interesar: Matagallo, planta rústica de gran resistencia

Características del Boj

Es un arbusto perennifolio y monoico de larga vida. De una altura de 1 m sin que sobrepase los 5 m. El crecimiento es lento, incluso puede ser tan solo unos centímetros al año. Las hojas son enteras, opuestas, coriáceas, de un tono verde lustroso por el haz y más pálido por el envés, con los bordes ligeramente enrollados. Posee numerosas ramas rígidas de corteza pardo-clara, por lo regular agrietadas profundamente. Las flores sin pétalos, en inflorescencias axilares de varias flores masculinas y una femenina. El fruto es una cápsula, con 2 semillas en cada cavidad. Cada glomérulo tiene una flor femenina en el ápice y varias masculinas debajo de ellas.

Cuidados del Boj

El Boj es una planta perenne ideal para tener en macetas o jardinera para formar setos. Además, cabe destacar que el follaje se mantiene intacto en el invierno.

Prefiere exposiciones a semisombra, aunque tolera la de pleno sol. En la primavera y el verano es preciso sacarlo al aire libre (si es que está en maceta en el interior). En el invierno prefiere una temperatura fresca, de 3 a 10˚C.

Se adapta a todos los suelos, aunque prefiere los de pH neutro y algo calizos.

El riego en el verano conviene dejar secarse ligeramente la tierra antes de volver a regar, evitando encharcamientos. Mientras que en el invierno se debe regar con prudencia.

También precisa de un abono de plantas verdes.

cuidados-boj

En cuanto a la multiplicación es usan generalmente estacas, rara vez se emplean semillas, debido a que las plántulas se desarrollan con lentitud. Las estacas pueden ser de madera suave, o bien, de madera semidura. Las estacas enraizadas estarán listas para sacarse al fin del verano.

Es necesario prestar atención a las enfermedades y plagas. El Boj puede ser proclive a varias enfermedades. El chancro es de la enfermedad más grave de esta planta, ya que minimiza el crecimiento y el vigor de la misma.

También puede presentarse el hongo mycospharella patouillardi, cuyo daño termina por secar las hojas hasta que se caigan. La roya puede distinguirse por pequeños puntos, lo que hace decolorar las hojas y marchitar la planta hasta morir.

En cuanto a las plagas puede ser susceptible al mosquito del boj, cochinillas, meleta, nematodos y arañuela

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta