Bowiea volubilis es una planta crasa que pertenece a la familia de la Hyacinthaceae, en algunos lugares se le conoce como cebolla trepadora. Es originaria del continente africano. Habita en terrenos secos y arenosos, con una pluviometría escasa.

Bowiea volubilis crasa

Quizás también te pueda interesar: Allium giganteum, planta bulbosa de aspecto hermoso 

Características de la Bowiea volubilis

Planta cuya peculiaridad es que tiene un bulbo semienterrado que puede llegar a medir unos 10 cm de grosor. La altura es de hasta 2 m. Las hojas son efímeras y minúsculas, aparecen al principio de la vegetación y posteriormente caen cuando crecen los tallos verdes finos, en forma de espiral, sin hojas. Las flores son estrelladas de color blanco verdoso que brotan en la primavera. Las bayas que contienen las semillas pueden recuperarse para la multiplicación de la planta. Pueden llegar a vivir más de 10 años.

Cuidados de la Bowiea volubilis

Bowiea volubilis

Los cuidados son muy similares a los jacintos en macetas. Necesitan de un clima cálido para poder vivir y desarrollarse adecuadamente.

Precisan de luz intensa, aunque habría que evitar la luz directa del sol. No es capaz de tolerar el frío y debe mantenerse por encima de los 10˚C.

Es preciso colocar un tutor para que los ramos se enganchen a él y no se convierta en una masa enmarañada.

El suelo debe ser arenoso, compuesto por dos partes de arena una de compost. Se requiere cubrir la superficie de tierra de la maceta con grava para que pueda destacar el bulbo.

El cuanto al riego debe tener el sustrato húmedo, pero sin que llegue a encharcarse. Así que debe regarse cada 10 días, siempre y cuando el tallo o alguno de ellos se encuentre presente.

El abono debe ser 1 o 2 veces durante la vegetación. Para ello se debe incorporar un abono para cactáceas previamente diluido a la mitad.

El trasplante puede hacerse cada 2 años en la primavera.

La multiplicación se lleva a cabo por división del bulbo, o bien, mediante semillas en la primavera.

En cuanto a las plagas que pueden atacar esta planta se encuentran los caracoles, las babosas, los pulgones y las cochinillas. Por lo que es posible emplear productos químicos específicos para poder tratar estos insectos.

En conclusión, es una planta que puede lucir espectacular en maceta y podrá destacarse por su peculiar forma, sin tener muchos cuidados ni tantas preocupaciones. Así que valdría la pena tenerla en casa ¿No crees?

Imágenes cortesía de: Juan Ramón Alonso, Juan Ramón,

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta