Bulbos de Otoño-Invierno

El otoño es la estación a tener en cuenta para proceder a la siembra de muchas de las plantas y flores que lucirán en nuestro jardín en primavera. Es hora de sembrar nuestros bulbos, que teníamos almacenados y resguardos, o bien , los adquiridos en tiendas y lugares especializados.

Si los bulbos han sido almacenados por nosotros, verificaremos el estado de los mismos, El lugar ideal para conservarlos debe ser seco, fresco y oscuro y estar recubiertos con papel de periódico o similar.

bulbo_de_invierno

Realmente podríamos dividir a los bulbos entre bulbos de otoño, bulbos de primavera y bulbos de verano, pero normalmente distinguimos dos grandes grupos y en estos incluimos la mayoria de los bulbos, Bulbos de invierno que se plantan de octubre a Enero y bulbos de verano que se plantan de Febrero a Abril

Entre los bulbos de invierno podemos destacar, Eranthis, Galanthus nivalis, Iris reticulata, Jacintos, Crocus, Chionodoxa, Narcisos, Anémonas, Narcisos, Tulipanes, Amarilis.

Elija y despeje le área selecionada para la siembra y cave hoyos de unas dos veces y media mayores que el tamaño del bulbo que vamos a sembrar. Esto ayudará a mantener los bulbos protegidos de posibles daños como heladas, acción de animales o daños causados por herramientas de jardinería.

El lugar elegido debe estar seco, no debe ser un zona con barro o lodo o con mucha cantidad de agua, tampoco una zona donde suela acumularse agua. Cuide el drenaje del suelo realizando canales o nivelandolo.

Colocar arena debajo del bulbo mejora las condiciones de drenaje.

bulbo_de_invierno%201

La tierra del sembrado no debe estar apisonada o dura, más bien debe estar suelta especialmente debajo del bulbo. Los bulbos deben ser colocados con cuidado en el área elegida, canteros u hoyos, Si adquirió los bulbos, respete las indicaciones del proveedor, que figuran en el empaque o consejos del comerciante.

No apriete, ni fuerce, ni apisone la cantidad de tierra para cubrir el bulbo, siempre habrá excedente de tierra del hoyo cavado.

Trate de eliminar posible aire acumulado comprimiendo el área alrededor del bulbo, En caso de sequedad, aplique agua y humedézcalo bien. El agua ayudará a fijar la tierra alrededor del bulbo y favorecerá el crecimiento de las futuras raices. Con el exceso de tierra cubra los bulbos luego de haberlos sembrado todos.

Cuando aparezcan de los primeros brotes debemos fertilizar y alimentarlos. El fertilizante orgánico es el más aconsejable o simplemente el compost doméstico nos será de mucha ayuda.

bulbo_de_invierno%202

Luego de aplicar el fertilizante, agregue agua: esto favorecerá el desarrollo de nuevos bulbos que utilizará en la próxima siembra.

El follaje que se seca y muere en la misma planta es la forma natural que tiene la planta para proveer el alimento que utilizará en la próxima temporada. Algunos pueden permanecer en el suelo varios años y florecer cada temporada.

Carlos Morales
Técnico de Garden Center Ejea

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta