La Calathea makoyana es perteneciente a la familia de las marantáceas y es una de las plantas de interior más apreciadas por su vistoso follaje. Se trata de una planta herbácea perenne que en Brasil, su lugar de origen, puede llegar a alcanzar hasta 1 m de altura, mientras que en el interior del hogar puede llegar a medir hasta 60 cm. Sus hojas son elípticas u ovaladas, rectas y provistas de un peciolo largo de color rojo, verde plateado en la cara superior salpicado de un verde un poco más oscuro a lo largo de las nervaduras secundarias y con algunas marcas rojizas en la cara inferior.

Calathea makoyana

Te recomendamos leer: Pon tus manos a la obra porque llegó la hora de propagar la Maranta

Cuidados de la Calathea makoyana

La Calathea makoyana se desarrolla muy bien un sustrato fértil, ácido y liviano, compuesto por dos partes de resaca de río, tres partes de turba, tres partes de tierra negra y dos partes de arena. En cuanto a la luminosidad, precisa una exposición moderada, evitando así la luz solar directa. Los peciolos de las hojas precisan un periodo de 12 horas para alargarse que coinciden con la oscuridad.

Esta planta progresa muy bien entre 16 y 24 °C y no sobrevive con menos de 7 °C. Riega una vez en la primavera con una solución de 0,5 g de sulfato de amonio en 1 litro de agua, sin mojar el follaje. Riega cada tres o cuatro días en el verano y una vez por semana durante el invierno. Ten en cuenta que el sustrato demasiado húmedo perjudicará las raíces y no formará rebrotes.

Cultivo de la Calathea makoyana

Esta planta vive durante muchísimos años con cuidado simples pero continuos. Escoge un ejemplar sano de la Calathea makoyana con un intenso colorido y sin hojas marchitas. Inicia el cultivo en primavera, dividiendo las raíces y los tallos de la planta adulta cada cuatro años para mantenerla vigorosa.

Ten en cuenta que la Calathea makoyana prefiere un recipiente poroso y un rociado periódico para mantener las hojas limpias. Por otra parte, es susceptible a las corrientes de aire y el clima cálido y seco, dado que tiende a desarrollar la araña roja.

La luminosidad vertical puede ayudar a formar plantas con un gran follaje y hojas amplias. Puede convivir en condiciones normales junto a las peperomias, a los filodendros y a las dracenas.

¿Qué te ha parecido este post sobre los cuidados y el cultivo de la Calathea makoyana? Deja tus comentarios.

Imagen cortesía de Excelsa Gardens, todos los derechos reservados

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta