La Calathea forma parte de la familia de las marantáceas y es una de las plantas de interior más apreciadas por su hermoso follaje. Se trata de una planta herbácea perenne originaria de Brasil que puede alcanzar hasta un metro de altura, mientras que en el interior no superará los 60 cm.

Quizás también te pueda interesar: Plantas para cultivar en semillas fácilmente

Sus hojas pueden ser elípticas u ovaladas, erguidas y con marcas rojizas o de un color verde más claro o amarillo.

Suelo, luminosidad y temperatura

La Calathea se desarrolla muy bien en un sustrato fértil, liviano y ácido compuesto por 3 partes de tierra negra, 3 partes de turba, 2 partes de resaca de río y 2 partes de arena o perlita.

Precisa una exposición moderada evitando la luz solar directa y una temperatura de entre 16 y 24 °C; no sobrevive con menos de 7 °C y se deteriora con las temperaturas elevadas en ambientes secos.

Abono y riego

Riega la Calathea una vez en primavera con una solución de 0,5 gramos de sulfato de amonio por litro de agua, sin mojar el follaje. Riega cada tres o cuatro días en el verano, y una vez por semana durante el invierno. El sustrato excesivamente húmedo perjudicará sus raíces rizomatosas y ocasionará otros daños.

Cultivo

  • Esta planta vive durante muchísimos años con cuidado simples pero continuos.
  • Se elige a un ejemplar sano con intenso colorido y sin hojas secas o marchitas.
  • Inicia el cultivo en la primavera dividiendo las raíces y los tallos de la planta adulta cada 4 años para mantenerla vigorosa.
  • Prefiere los recipientes porosos, las macetas muy grandes no la favorecen.
  • Rocíala periódicamente para mantener las hojas limpias.
  • Recuerda que es muy susceptible a las corrientes de aire, a la atmósfera seca y a los gases de combustión.
  • La luminosidad vertical forma plantas con muchísimas hojas grandes.
  • Combina muy bien junto a la peperomia, la dracena y el filodendro
  • El clima cálido y seco facilita el desarrollo de la araña roja.

Cambio de maceta de la Calathea

  • La planta necesitará un cambio de maceta en primavera.
  • Para hacerlo sujétala con la mano y dale un golpe en el borde para desprenderla.
  • Retira la tierra adherida a las raíces con precaución y colócala en el centro de un recipiente nuevo de mayor tamaño.
  • Completa la maceta con el sustrato presionando suavemente alrededor de la planta.

¿Qué te ha parecido este post sobre los cuidados de la Calathea? Deja tus comentarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí