Calliandra tweedii también conocida como Socará, Arbusto de la llama, Zucará, Inga o Plumerillo rojo. Pertenece a la familia de las Mimosaceae, siendo originaria de América subtropical, incluyendo Brasil y Uruguay.

Calliandra tweedii arbusto

No dejes de leer: Conoce los cuidados de la jacobina carnea o plumero

Características de la Calliandra tweedii

Arbusto ramificado desde la base, de hábito semitrepador, que puede llegar a alcanzar una altura de 5 m. De follaje perenne, de color verde oscuro y textura densa.

Las hojas compuestas son bipinnadas, con numerosos folíolos, con 3 a 6 yugadas, lineares, agudos, dispuestos muy próximos entre sí.

Las hojas divididas, de forma lánguida, siendo similar al de los helechos.

Las flores están agrupadas en cabezuelas umbeliformes, axilares y solitarias. La corola es tubulosa de 5 pétalos cortos, de estambres más largos que la corola, de color rojo.

La época de floración es en la primavera y luego repite la floración en el otoño. Aunque en inviernos suaves, puede llegar a permanecer la flor todo el año.

El fruto es una legumbre vellosa y dehiscente.

Cuidados de la Calliandra tweedii

Calliandra tweedii

Es una especie que se usa para producir puntos focales o para mezclar con arbustos de hojas destacadas e interesantes.

Precisa de estar ubicada en semisombra con sol de la mañana. Pero puede plantarse a pleno sol, excepto en las zonas más calurosas.

Resiste hasta los 0˚, pero es conveniente protegerla de los fríos invernales. Para ello, habría que cubrir con un plástico protector o tela durante la temporada fría. Además, no es capaz de tolerar heladas.

El suelo puede ser profundo y suelto. Aunque prefiere aquellos que tiene un pH ácido o neutro esponjoso con buen drenaje para un óptimo desarrollo. Cabe señalar que no tolera el exceso de cal.

El riego deberá realizarse cada 2 a 3 días en el verano. Mientras que en el invierno cada 10 días.

El abono deberá ser de 20 a 50 g de harina de hueso y 2 g de sulfato amónico alrededor de la planta.

Para poder prevenir la clorosis, lo ideal es fertilizarla con quelatos de hierro o sulfato de hierro.

Las ramas largas deberán rebajarse para que se vean de acorde al resto del follaje. Incluso favorece a la floración.

No precisa de soportes en los 2 primeros años, hasta que se logre formar un tronco rígido.

No aguanta los trasplantes, por lo que tendría que considerarse.

La multiplicación es por medio de semillas o estacas (aplicandohormona de enraizamiento).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí