Tarde o temprano, una de tus plantas habrá crecido demasiado y precisará un recipiente mayor. La mejor época para llevar a cabo esta operación es durante la temporada de crecimiento en primavera cuando las plantas suelen adaptarse más fácilmente. Si la planta es muy grande, el traslado de su maceta a uno nuevo nos resultará muy complicado. No obstante, cuando el ejemplar es de gran tamaño, la cuestión es totalmente diferente y puede presentar diversas dificultades que dan como resultado una planta mal centrada. Continúa leyendo estos consejos para saber cómo realizar un cambio de maceta para plantas grandes.

CAmbiar maceta plantas grandes

Quizás también te pueda interesar: ¿Qué tipo de material de macetas elegir?

¿Qué precisas para hacer un cambio de maceta?

Para un cambio de maceta para plantas grandes es primordial utilizar una buena tierra en vez de estar una tierra sin esterilizar de jardín. De esta manera estarás ofreciéndole a tu planta la textura adecuada, un equilibrio nutritivo saludable y un crecimiento sin plagas y enfermedades. Por otro lado, escoge un recipiente 5 cm de diámetro mayor entre la raíz y el tiesto para realizar el cambio de maceta.

No utilices las macetas demasiado grandes, dado que tampoco será beneficioso para la planta. Los recipientes plásticos aunque son económicos y limpios, no son mejores que los de terracota, por lo que te aconsejamos usar estos últimos debido a su porosidad. De esta forma, evitarás la acumulación de agua.

¿Qué hacer después de elegir la nueva maceta y la tierra?

Después de elegir la nueva maceta y de la tierra, tendrás que regar la planta uniformemente y golpear el viejo recipiente con suavidad para que se suelte. Retira la planta del recipiente viejo, sujetándola con una mano colocada sobre la superficie de la tierra. Después de esto, pon el cepellón de la planta encima de un periódico sin perjudicarlos.

Si vas a utilizar una maceta de terracota, tendrás que colocar en el fondo unos pedazos rotos de tiesto para facilitar el desagüe. Seguidamente, añade una cierta cantidad de tierra para que la planta quede totalmente nivelada al momento de introducir el cepellón.

Si la maceta anterior era demasiado pequeña, tendrás que agregar más tierra y, si por el contrario, se trataba de un recipiente alto, entonces deberás quitar la parte de la tierra superior del cepellón. Ahora, pon el recipiente viejo en el centro y en el espacio vacío pon tierra comprobando que no queden espacios de aire. Presiona el recipiente viejo hacia abajo y gíralo antes de retirarlo nuevamente. De esta manera habrás creado un molde donde la planta podrá introducirse.

Te recomendamos leer: ¿Cómo trasplantar las plantas a otras macetas?

¿Qué te ha parecido esta información sobre cómo realizar el cambio de maceta para plantas grandes?

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta