Un cañaveral en mi jardín.

Una de las especies mas codiciadas por su funcionalidad es la caña, el cultivo de esta planta puede ser increíblemente provechoso ya que con ella, podremos construir techos, cercos y hasta pescar todo dependiendo de la especie y sus características.

Existe gran desconocimiento general sobre el cultivo de esta especie, sus semillas provienen de sus flores las cuales demoran años en salir a la luz, por lo tanto son muy escasas, una recomendación simple para comenzar con su cultivo es adquirirlas en crecimiento de forma silvestre, o bien adquirida en viveros que dispongan de la especie.

Su sistema radicular es sumamente delicado y previo el cavado del hueco en nuestro jardín donde la dispondremos, deberemos regarlo para posteriormente colocar cuidadosamente nuestra planta cubriendo con una delgada capa de compost, la idea es fomentar el crecimiento de su sistema radicular deteriorado por los avatares del transplante y en pleno crecimiento.

Las cañas necesitan luz solar pero evitándola de forma directa, adoran los suelos húmedos y los climas cálidos pero no extremos.

La forma de plantar varias de estas especies es respetando un mínimo de 20 cm entre varias cañas, su sistema radicular no es agresivo y si dispones de un terreno fértil todas encontraran la cantidad de nutrientes necesarios para su desarrollo.

Evita las malezas en su entorno y cuídalas de la sobre dosificación en el riego, el cultivo de estas especies es una verdadera practica de paciencia, algunas especies diferentes pero similares en utilidad como el bambú crecen de forman sorprendentemente rápida.

Mientras que otras especies tienen un crecimiento razonable pero lento, controla también la altura máxima y evita que tu mini cañaveral pueda impedir el pasaje de luz solar al resto de tu jardín, una vez alcanzado un tamaño promedial y modificada su tonalidad verdosa por un amarillo, marrón o blancuzco dependiendo la especie, las mismas podrán ser retiradas efectuando un corte en inglete a varios centímetros de la base, propiciando de esta manera su nuevo crecimiento.

Todavía hay en España empresas que se dedican a su cultivo y los famosos cañizos de toda la vida han vuelto a resurgir. Sobre todo en temas de recuperación, decoración y restauración.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí