Las peonías también se les conoce como “Mou Tan”, siendo el símbolo floral principal del amor y del matrimonio. Al tenerla expuesta en la casa, trae la suerte del matrimonio a los miembros no casados de la familia. Son plantas nativas de Asia central, su hábitat va desde el Tibet cruzando el norte de China hasta llegar a Siberia. Las peonías lactiflora fueron conocidas primeramente como Peonías albiflora cuando se introdujeron en Europa por primera vez en el siglo XVIII y, enseguida, se convirtieron como flor cortada. Y aunque han sido largamente hibridadas hasta conseguir multitud de variedades en forma y colores para lucir espectacular. Son plantas que requieren pocos cuidados y pueden usarse de muchas maneras, incluidas en siembras en masas o setos.

PeoníaCaracterísticas de las peonías

Las peonías son plantas de jardín clásicas que añaden un poco de nostalgia y encanto al jardín. Son especies herbáceas que tienen la raíz tuberosa y forman matas. Aunque hay algunas especies arbustivas que son rizomatosas, por lo que habría que considerar al comprar bulbos de peonías. Sus tallos tienen una corteza de colores variables, ya que pueden ser verdes, pardas con matices rojizos e incluso grisáceos y, pueden medir de entre 60 cm hasta 2 m, según la especie. Las hojas son pinnadas, alternas, de color verde, ya sea claro o intenso. Sus fragantes flores pueden ser simples, semi-dobles o dobles en tonos rosados, blanquizcos, rojizos, amarillos o púrpuras.

Cuidados de la peonía en el jardín

Siembra

Una buena preparación del suelo antes de plantar traerá recompensas en años futuros. Para ello se necesita hacer un agujero de al menos 30 cm de profundidad y 30 cm de anchura. Mezclar un poco de compost de jardín y un puñado de harina de huesos o fertilizante general. La regla más importante es evitar plantar demasiado profundo. La parte superior de la corona (los brotes) no debe estar a más de 5 cm (2 pulgadas) por debajo de la superficie del suelo. Es preciso tener en cuenta que una plantación demasiado profunda es la razón más común por la que una peonía no florece.

Tampoco se debe regar en exceso los bulbos de peonías cuando recién se plantan, ya que podrían pudrirse rápidamente. Si se planta un grupo de peonías, dejar unos 75 cm entre las plantas. La floración normalmente comienza a partir del segundo año después de la siembra.

Cuidados básicos

Peonías

Los bulbos de peonías son extremadamente resistentes y adaptables. Crecen mejor a pleno sol, ya que en sitios con media sombra florece menos.

Suelen crecer en la mayoría de los suelos, siempre y cuando no estén demasiado húmedos. De hecho, prefieren condiciones ligeramente alcalinas, ya que si el sustrato es muy ácido, habría que incluir un puñado de cal al momento de plantar. Es preferible un suelo más pesado que uno liviano, pero siempre es beneficioso agregar algo de materia orgánica, lo que mejorará la retención de humedad (si el suelo está seco). En áreas expuestas y ventosas, las variedades más altas pueden necesitar replanteo.

El riego de las peonías debe ser moderado, sin encharcar. Demasiada agua puede producir asfixia en la planta y un defecto de agua creará unas flores con pocos pétalos y estos caerán antes de tiempo. Lo mejor es regar después de plantar y jamás hacerlo con altas temperaturas en la primavera o el verano.

Abonar regularmente con abono pobre en nitrógeno tipo 4-12-4. La mejor época para hacerlo es al principio de la primavera cuando los tallos tienen unos 10 cm de alto. Si los abonados son muy fuertes en nitrógeno, los tallos se debilitan mucho y la floración se verá reducida considerablemente.

Las peonías son notablemente tolerantes a plagas y enfermedades. Las plantas vigorosas y bien desarrolladas rara vez tienen problemas. Los problemas más comunes son las enfermedades fúngicas como la Botrytis que puede causar la putrefacción y el colapso de los tallos, generalmente justo antes o después de la floración. Mientras que el Cladosporium puede causar manchas oscuras en las hojas desde julio en adelante. Pero de manera general, ninguna de estas condiciones matará a una peonía.

No requieren de una poda sistemática, basta con recortar las ramas secas a finales de invierno. Lo que si es recomendable es una poda corta o de rejuvenecimiento, pero solo cada 8 o 10 años.

La forma más sencilla de reproducir las peonías es por división de mata. Se realiza en el otoño cuando la planta se encuentra en período de reposo. Es una tarea muy fácil de realizar, la cual consiste en dividir la mata en dos o tres partes, según su grosor con mucho cuidado para no dañar las raíces.

Cuidados de plantas establecidas

Las peonías vivirán por 50 años o más, pero pueden sobrevivir a una considerable negligencia gracias a un cuidado extra, será acaso la razón por la qué se les considera las reinas de las flores. En el otoño, habría que cortar el follaje muerto a nivel del suelo. Aportar con un puñado de harina de huesos o fertilizante general. Si se usa mulching, es preciso evitar sofocar la parte superior de la corona o las plantas pueden quedar profundamente enterradas y detener la floración.

Cultivo de las peonías en macetas

Peonías maceta

Se pueden cultivar y peonías con éxito en macetas. Así que habría que elegir una maceta de al menos 30 cm de diámetro con orificios de drenaje adecuados en la base. Usar un compost rico y solido. Las peonías no prosperan en compost a base de turba, es mejor una mezcla algo más pesada. El riego debe ser moderado y después de unos años, plantarlas en el jardín donde finalmente prosperarán mejor. En contenedores las peonías no prosperan tan bien como en el suelo del jardín.

Siempre que se replanten a la misma profundidad que antes, la floración se reanudará sin interrupción. Aunque las peonías parecen durar para siempre, comienzan a perder vigor después de unos 20 años y se benefician al ser desenterradas y divididas. Esto se hace mejor a principios de otoño cuando el follaje muere. La corona debe levantarse cuidadosamente y la tierra debe lavarse para exponer los ojos. Con una navaja o una sierra de podar, retirar cualquier raíz muerta y leñosa y, luego cortar la corona en pedazos que contengan alrededor de 3-5 ojos. Estos pueden ser replantados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí