Las plantas sin semilla son quizás una de las formas de vida más arcaicas de nuestro planeta. Pero pese a que existió a inicios de la vida, hay varias especies que ya se han extinguido, aunque muchas otras perduran. Algunas son tan comunes que están presentes en nuestro jardín y sin duda una gran variedad viene de la mano.

Plantas sin semillas

No dejes de leer: Un par de recomendaciones para la división de plantas perennes

Características de las plantas sin semillas

A diferencia de las gimnospermas y angiospermas, las plantas sin semillas no producen ningún tipo de semilla (de ahí su nombre), flores o frutos. Las plantas sin semillas se caracterizan por su amplia propagación gracias a su sistema de reproducción y por contar con una cutícula impermeable que la hace resistente a cambios drásticos de clima. Y aunque las plantas sin semillas precisan de ambientes húmedos para poder prosperar, son resistentes a sequías y zonas con insolación. Gracias a estas características son habitualmente la primera vegetación en colonizar zonas áridas, o bien, donde la vegetación ha sido erradicada.

Reproducción de las plantas sin semillas

Este tipo de plantas se propaga de dos formas. Una es por reproducción sexual de esporas y la otra es por reproducción asexual por fragmentación. Las plantas que se reproducen por esporas, almacenan esporas en las cavidades o sacos bajos de las hojas llamados esporangios que se quedan ahí hasta que son fecundadas, momento en que son liberadas por agentes externos como el agua y el aire hasta llegar a nuevos destinos. Esta reproducción tiene grandes ventajas que es la de consumir poca energía y las esporas no son susceptibles a la depredación animal, ya que apenas tienen nutrientes. El inconveniente es que las esporas son atacadas fácilmente por hongos y bacterias.

La reproducción por fragmentación se da cuando la planta está en contacto con el agua y se desprende un fragmento o porción de si misma y es llevada a una nueva zona en donde fijarse y crecer.

Ejemplos de plantas sin semillas no vasculares

Las especies briófitas son plantas sin semillas no vasculares que se dividen en antoceros, hepáticas y musgos. Son de tamaño reducido y en ocasiones alcanzan una altura de 20 cm. Tienen tallos, hojas y raíces propias, crecen en lugares húmedos. Dentro de las plantas sin semilla no vasculares están:

Hepáticas

  • Mannia rupestris: del género Mannia que comprende unas 13 especies.
  • Ricciocarpus natans:es del tipo acuático y puede encontrarse en América del Norte y sur, así como Japón, Europa y Sur de Australia.
  • Conocephalum conicum: también se le conoce como Hepática de piel de serpiente o hepática cabeza de seta.

Antoceros

  • Leiosporoceros dussii: es la única especie de su género y aún no se han encontrado especímenes masculinos.
  • Anthoceros agretis: conocida como bocina del campo o flor cuerno.

Musgos

  • Grimmina pulvinata: este musgo produce formaciones en tono grisáceo y verde. Por lo regular habita sobre rocas calizas, techos y muros.
  • Esfagno: este musgo se le conoce como musgo turbera. Es capaz de retener grandes cantidades de agua, por lo que se usa en la jardinería para generar un equilibrio hídrico.
  • Polytrichum: llamado pelo de musgo, esto nombre se debe a los pelos que lo cubren, dándole una apariencia tupida de alfombra.

Planta sin semilla

Ejemplos de plantas sin semillas vasculares

Las plantas vasculares sin semilla o plantas pteridofitas tienen un tejido vascular que se encarga de transportar agua y nutrientes por el interior de la planta. Gracias a este tejido, las plantas vasculares pueden desarrollarse en tamaños grandes. Y aunque la mayoría de plantas sin semillas se han extinguido, se pueden encontrar algunas:

Psilotum

Forman tallos verdes que se ramifican. Tienen hojas con esporangios amarillos, de una apariencia similar a la de un cepillo de escoba. Las especies son el Psilotum complanatumy el Psilotum nudum.

Helechos

Las plantas más comunes y se destacan por sus grandes frondas y sus características cabezas de violín. Son propias de las selvas tropicales.

Licófitas

Son muy similares a los musgos, pero tiene tejido vascular. La planta de la resurrección es de las más comunes. Es resistente, ya que puede secarse y recuperarse al recibir agua después de años.

Colas de caballo

De tallos huecos como las cañas. Son fáciles de encontrar en zonas pantanosas. Dentro de sus variedades esta el Equisetum arvense nemorosum y el Equisetum serotinum.

Usos de plantas sin semillas

Hoy en día, las plantas con semilla no han desplazado aquellas que no tienen semilla. Sin embargo, muchas de ellas tienen diversos usos.

Manualidades

En ciertos países de América central usan las ramas de ciertas especies para tejer y crear sandalias, canastas, sombreros y bolsos.

Adornos

En las regiones europeas muchas especies de este tipo se encuentran en casas y museos como ornato, debido a su gran adaptación resulta un adorno natural de pocos cuidados.

Alimentos

Algunas plantas como los helechos se emplean como fuente de alimento es las regiones tropicales de África.

Condimentos

Ciertas especies se usan para condimentar algún tipo de comida exótica.

Medicina

Muchas especies se emplean como plantas medicinales, al preparar infusiones, o bien, de forma tópica sobre lesiones.

Fertilizante

En Asia, esta planta sirve para fertilizar suelos donde se realizan cultivos de trigo, soja o arroz. Esto se debe a los nutrientes que se pueden absorber y transportar.

¿Qué te parece la información sobre las plantas sin semillas? seguro que hoy aprendiste algo más ¿no?

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta