Ziziphus jujuba (Ziziphus sativa Ziziphus vulgaris) también llamado Azufaifo, Jinjolero o Jujube.  Pertenece a la familia de las Rhamnaceae, del género Ziziphus, el cuál está conformado por unas 40 especies de arbustos y árboles. Es originario de China que se introdujo por los romanos.

No dejes de leer: Todo sobre el cuidado del pomelo o Toronja

Características del Ziziphus jujuba

Árbol de corteza agrietada y ramas espinosas que pueden llegar a superar los 8 m de altura.

Las hojas son lustrosas, en disposicón alterna, de borde dentado y forma oval que terminan en punta.

Las flores son pequeñas y amarillas, pero no se les considera un un elemento decorativo. Florece en la primavera.

El fruto es la azufaiafa o jíjol muy parecidas a las olivas de un color marrón. Son comestibles y cuenta con una cantidad significativa de vitamina C.

Cuidados del Ziziphus jujuba

Es un ejemplar que se puede usar aislado o en grupos, en jardines o parques. Lo recomendable es a una distancia de 3 m entre cada uno.

Precisa de estar a pleno sol, siempre y cuando se encuentre resguardado del viento y las temperaturas cálidas o templadas. Cabe mencionar que resiste las heladas.

En cuanto al suelo, no es nada exigente mientras que este bien drenado y con una buena cantidad de materia orgánica.

El riego debe ser de forma moderada, pero habría que esperar que seque la tierra para volver a regar. Resiste la sequía.

El abono deberá ser con materia orgánica a principios de la primavera para poder favorecer la producción de frutos.

La poda se hace a finales del invierno para darle forma y eliminar las ramas dañadas. Es conveniente eliminar los retoños que la planta produce en la base.

Es una especie que resiste bien el ataque de plagas y enfermedades.

Se propaga por medio de retoños de la base en el invierno, por esquejes en el verano, o bien, por semillas que se siembran en la primavera.

¿Qué te parece este ejemplar?¿Sabías de él?

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta