La caseta de jardín es un mueble muy funcional que va a ayudar a mejorar el orden del espacio verde. Pero ¿acaso se sabes cuál es la ideal, según tus necesidades? Si tu respuesta es que no, entonces echa un vistazo a este post.

Caseta de jardín

Quizás también te pueda interesar: Qué es el pluviómetro y sus tipos

Caseta de jardín

La caseta de jardín ayuda a guardar las herramientas de diario o los muebles de exterior en el invierno, para almacenar maquinaria o piscinas desmontables. También como caseta para animales e incluso casita infantil para jugar o como garaje.

Así que es muy importante tener en cuenta el uso que se le da para poder elegir el tamaño correcto. Por lo que si se va a guardar pocas cosas, el tamaño deberá ser considerable. Ahora que si se quiere como garaje, habría que tener en cuenta las medidas del auto para que tenga la superficie adecuada.

Si se va a utilizar como casa infantil, existe una infinidad de modelos de exterior, sobre todo las que están diseñadas para ese tipo de usos.

Tipos de material

Caseta

Tipos de material con las que se fabrican las casetas de jardín pueden ser de madera, metal o resina.

  • Casetas metálicas. Son de metal galvanizado, lo que la hace muy resistentes y apenas con un poco de mantenimiento una vez que están montadas. Pero al ser ligeras, no se recomienda en zonas con fuertes vientos, ni cargadas de aire salino, ya que pueden oxidarse fácilmente.
  • Caseta de madera. Aportan una buena estética y rusticidad, por lo que pueden cumplir con un gran objetivo, el de ser un elemento decorativo. Este tipo de casetas pueden estar fabricadas con madera tratada para exteriores, o bien, sin tratar, pero es preciso aplicar un protector de madera como barniz o lasur para su desempeño.
  • Caseta de resina. Este tipo de construcción de jardín es muy resistente a las inclemencias del tiempo, ya que no se oxidan, ni se estropean debido a los rayos UV. Incluso se destacan por su fácil mantenimiento y gran facilidad de montaje.

Mantenimiento

Las casetas de jardín no requiere de más acciones que lavar la superficie con agua y jabón. Pero las casetas que implican un mayor cuidado son las de madera. Aquellas que son de madera panelada son fáciles de montar, ya que solo es encajar los paneles. En cambio, las de lamas machihembradas precisan de tiempo y son complejas de colocar.

Sin embargo, sea el material que sea, antes de montar la caseta es necesario una base firme y muy nivelada. Además, habría que aislarla de la humedad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí