Catharanthus roseus también conocida como Teresita, Vinca rosa, Carantus, Dominicana o Pervinca rosa. Pertenece a la familia Apocynaceae, la cual es originaria de la Isla de Madagascar, pero en la actualidad es común en muchas regiones tropicales y subtropicales en todo el mundo.

Catharanthus roseus planta

Quizás también te puede interesar: Rafiolepis, arbusto de gran porte y belleza

Características de Catharanthus roseus

Arbusto o planta herbácea siempre verde, que puede llegar a alcanzar una altura de 1 m. Las hojas son ovales a oblongas de 2,5 a 9 cm de longitud y 1 a 3,5 cm de anchura, sin pelos, de color verde brillante, en pares opuestos con nervio central pálido y un corto peciolo de 1 a 1,8 cm de longitud. Las flores son blancas a color rosa oscuro con el centro rojo más oscuro, con un tubo básico de 2,5 a 3 cm de largo y una corola de 2 a 5 cm de diámetro de 5 pétalos como los lóbulos. El fruto es un par de folículos de 2 a 4 cm de largo y 3mm de ancho.

Cuidados del Catharanthus roseus

Catharanthus roseus

Planta ornamental y medicinal que requiere ubicarse al sol o a la sombra parcial. Es muy débil frente al frío y las heladas.

La temperatura ideal para cultivarla es entre 10 y 32˚C. Además, es resistente a cualquier tipo de tierra, siempre y cuando este bien drenada y se mantenga húmeda todo el año.

Los riegos tienen que ser copiosos en el verano, sin que llegue a saturar el compost. En invierno solo hay que mantener algo húmedo el sustrato.

Durante su período de floración hay que abonar con un fertilizante para plantas cada 10 días.

Se puede multiplicar por semillas, división o esquejes.

En general, no precisa de mayores cuidados. Sin embargo, en épocas lluviosas suele ser propensa a adquirir enfermedades de origen viral que le puede ocasionar amarillamiento y deformación de los tallos y las hojas.

Usos 

El Catharanthus roseus cuenta con muchos usos en la medicina tradicional. El cocimiento de sus pétalos se emplea para enfermedades de los ojos (conjuntivitis, carnosidades, nubes), así como para fortalecer la vista. La decocción de las hojas y las flores frescas se emplean contra la diabetes en muchos países del mundo y en la medicina ayurvédica.

Pero lo que se recomienda emplear esta planta con una gran precaución bajo la supervisión de un especialista, ya que cuenta con sustancias que pueden ser tóxicas tanto para las células malignas como para las células sanas del organismo.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta