Cattleya aurantiaca, Guarianthe auriantaca o Lirio de mayo es un tipo de orquídea. Pertenece a la familia de las Orchidaceae. Es originaria América Central y América del Sur, concentradas principalmente en las regiones Andinas de Sudamérica del norte y occidental, la más grande está en Brasil. También hay en México, Trinidad, Panamá, Venezuela y Perú. Dependiendo la región va a reflejar el vigor de la planta, así como su floración.

Cattleya aurantiaca

Quizás también te pueda interesar: Oncidium, una hermosa flor del género de las orquídeas

Características de la Cattleya aurantiaca

Planta que puede llegar a tener cerca de unos 40 cm de altura, es epífita con pseudobulbos y tallo rizomatoso. Las hojas son gruesas sésiles y carnosas que se insertan en el ápice. La inflorescencia es que pequeños racimos de flores pequeñas. La mayoría de las plantas son naranjas, aunque se tiene reportes de variedades en tonos amarillos, blancos y rojos. Posee un labelo lanceolado que puede tener pequeñas líneas o manchitas que en conjunto forman patrones radiales de color púrpura.

Cuidados de la Cattleya aurantiaca

Cattleya aurantiaca cuidado

Esta planta precisa de mucha luz, pero sin que este expuesta a los rayos solares directos. Se desarrolla en temperaturas altas con variaciones de 5˚C del día y la noche.

Debe estar a una humedad relativa por encima del 50% en verano, disminuyendo en invierno a un 65%. El riego debe ser frecuente durante la época de crecimiento e ir minimizando durante la época de reposo, aunque esto va a depender del sustrato.

El sustrato puede ser de corteza pura, corteza con carbón o corteza con musgo. Aunque el sustrato más empleado es el xaxí, nombre con el que se le conoce en todos los países, ya que además de proporcionar nutrientes a las raíces, tiene el mejor abono para las orquídeas.

Es mejor cultivar las Cattleya aurantiaca en macetas o canasta utilizando un medio de cultivo grueso que permita una buena aireación de las raíces y un drenaje rápido. También puede cultivarse en un tronco cortado o directamente sobre un árbol, en estos casos el riego debe ser mayor, sobre todo en el desarrollo de la planta.

La fertilización debe llevarse a cabo cada 15 días, en bajas concentraciones durante la época de formación de los pseudodulbos. Aplicando un fertilizante rico en nitrógeno y potasio para poder propiciar la floración. Se puede multiplicar por división de mata, asegurando que hayan 3 brotes formados. Cortar el rizoma entre dos pseudobulbos y trasplantar cada porte. Nunca dividir en porciones menores, ya que pueden tardar varios años en reponerse para volver a florecer.

Las plagas que pueden estar presentes en esta planta son los pulgones, los trips, las cochinillas algodonosas y los ácaros.

Imágenes cortesía de: paphioman, Newton Zanetti,

Compartir

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta