Cuando se tiene un espacio considerable en el jardín y deseas tener un par de plantas a partir de semillas. Existen dos opciones, una de ellas es adquirir los sobres de semillas y la otra son las cintas de semillas. Sin embargo, esta última se puede crear con las semillas que desees.

Cintas de semillas

Quizás también te pueda interesar: ¿Cómo hacer un jardin colgante con bolas de musgo o Kokedama?

Las cintas de semillas, son cintas de papel biodegradable en donde se colocan las semillas en la distancia adecuada para colocar, cubrir y regar.

Paso a paso para hacer las cintas de semillas

Qué se necesita

  • Semillas
  • Papel biodegradable
  • Pegamento casero
  • Lápiz
  • Regla
  • Rollo
  • Pinza

Cómo se realiza

  1. Pegamento casero: hierve agua con unas cucharadas de harina o maicena. Remueve constantemente hasta que adquiera una consistencia medio espesa. Saca del fuego y deja enfriar.
  2. Como opción se puede agregar una gota de colorante orgánico con la intención de visualizar más fácil los puntos de pegamento.
  3. Toma el papel y corta en tiras (que no sean muy anchas). El papel de baño es ideal, ya que se degrada con mayor facilidad y el tamaño es bueno.
  4. En el paquete de semillas vienen las instrucciones sobre su distancia, plantación, profundidad, etcétera. Así se sabrá que espacio se deja entre planta y planta.
  5. Con la ayuda de la regla y el lápiz, se podrá hacer una marca para colocar la semilla.
  6. Una vez marcada, en cada una se pone una gota de pegamento y, con las pinzas, posicionar la semilla en cada una de ella.
  7. Una vez que el pegamento ha secado, enrollar con la ayuda del rollo para tener preparada la cinta de semillas.
  8. Al momento de realizar la plantación, tan solo coloca la cinta de siembra en el sustrato y sostén con una piedra para evitar que el viento la mueva.
  9. Luego cubre con tierra y riega con una boquilla fina para evitar que la tierra se lave y se descubran las semillas.

Este método es sin duda una gran opción para tener las semillas a nuestro gusto con la posibilidad de intercalar plantas de distintas especies, considerando que tengan las mismas necesidades.

Además, sería un regalo maravilloso para quienes no tienen el tiempo suficiente para ir a adquirir unas cuantas semillas a los lugares especializados.

Así que cuando menos te des cuenta ya estarás sembrando en tu jardín ¿Qué te parece?¿Conocías esta excelente alternativa?¿La has llevado a cabo en tu jardín?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí