Clematis Armandii también conocido como Clemátide de Armand, es una especie de liana. Clematis es el nombre griego de varias plantas trepadoras y es un diminutivo de “Klema” que significa brote de vid. Nombrada así por el padre Armand David, el cual fue un misionero jesuita y recolector de plantas en China. Pertenece a la familia Ranunculaceae y es originario de China y norte de Birmania.

Clematis Armandii planta

Quizás también te puede interesar: Las plantas trepadoras

Características del Clematis Armandii

Arbusto trepador resistente que está provisto de largos sarmientos poco ramificados, capaz de trepar sobre arbustos, soportes o árboles. Los tallos alcanzan un tamaño de 6 m de longitud, las ramas son escasamente pubérulas y glabrescentes. Las hojas son largas, perennifolias, puntiagudas, de color verde brillante y colgantes. Las flores lucen en grupos, de color blanco y muy aromáticas. Los frutos son aquenios estrechamente ovados a elípticos-ovados.

Cuidados del Clematis Armandii

Clematis Armandii

Se encuentra en bosques, laderas, matorrales o a lo largo de arroyos. Es una planta ideal para adornar glorietas, muros, jardines, etcétera.

En cuanto a la luz, precisa de estar a pleno sol en lo que se refiere a hojas y flores. Mientras que la base de la planta prefiere posiciones umbrías que pueden crearse artificialmente por medio del arraigo en el pie de la misma con un buen acolchado.

La temperatura debe ser de los 9˚C. Aunque no es muy resistente en áreas sujetas a frecuentes heladas. Así que habría que protegerla.

El riego debe ser regular y frecuente, pero sin encharcamientos. Aunque es considerada como una planta capaz de tolerar condiciones secas.

Se desarrolla bien en el suelo rampante, pero es mejor podarla muy rara vez o a menos que se haya colocado en un lugar incorrecto que no tenga el espacio suficiente para su extensión.

Esta planta se multiplica por medio de acodo en junio, o bien, con semillas a principios de la primavera.

Se puede trasplantar, pero puede ser un tanto complicado. Hay que extraer del suelo y luego volver a plantar (cabe señalar que puede ser muy arriesgado)

Para poder prevenir enfermedades que pueden dañarla, es mejor aplicar un fungicida al inicio y luego al mes.

Así que al ser una planta nada exigente de un espectacular follaje y tasa de crecimiento relativamente rápido, esta vid de hoja perenne se convierte en una especie atractiva y eficaz para tener en el jardín de casa o espacio verde.

No hay comentarios

Dejar una respuesta