El Cleome, también conocido como flor araña o volatín, es un género que comprende aproximadamente 125 especies, entre pequeños arbustos y plantas herbáceas anuales o semi resistentes; todas ellas originarias de las regiones tropicales y de América. Una de las características más habituales es la existencia de espinas pequeñas en la base de la planta. Dejando aparte esta característica, todo jardín que requiera plantas exóticas, raras y curiosas, tendrá que tener sin lugar a dudas unas cuantas matas de Cleome.

Cleome

Quizás también te pueda interesar: Conoce el Euonymus japonicus, ideal para formar setos

Esta planta puede llegar a alcanzar una altura considerable, es decir, hasta 150 cm. Prefiere una situación soleada, un suelo permeable, fértil y rico en materia orgánica. Debido a su gran altura, es preciso colocarla en el centro de un macizo de flor, o bien, situarla en huecos existentes en los grupos arbustivos. El Cleome es ideal para jardineras y grandes macetones.

Además de tener flores muy interesantes y raras, es apreciada para la confección de ramos. Presenta pinchos en varias especies; posee hojas alternas, compuestas con un número variable de folíolos, que pueden ir desde simples hasta los tres o siete. Sus flores son irregulares y hermafroditas y están compuestas por un cáliz con cuatro pétalos, cuatro lóbulos y seis estambres muy largos que sobresalen de la flor.

El fruto se muestra como una vaina o legumbre que esconde en el interior las semillas, relativamente pequeñas y negruzcas.

Cuidados culturales del Cleome

Flor araña

El Cleome que habitualmente se cultiva en los jardines se usa como planta anual. Esto significa que se compra en primavera en un vivero especializado o se obtiene a partir de semillas. Debe plantarse en el lugar escogido, cuidarse durante todo su periodo vegetativo de floración y, luego, debido a que los fríos lo mata, habrá que arrancarlo y destruirlo.

Por ello, los cuidados culturales son más bien escasos y muy fáciles. Si la plantación del Cleome se efectúa en el terreno adecuado, es decir que sea rico, permeable y en un emplazamiento soleado, se tendrá que tener la precaución de incorporar, de vez en cuando, un poco de abono a lo largo del verano, y vigilar las posibles plagas o enfermedades que puedan afectarla. Como puede llegar a alcanzar una altura considerable, será necesario darle un soporte o entutorarla.

Te recomendamos leer: Cuidados y modo de propagación de la Libertia

¿Qué te ha parecido este post sobre el Cleome? Deja tus comentarios.

No hay comentarios

Dejar una respuesta