El Clianthus es un arbusto siempre verde, colorido, trepador o rastrero, con un plumoso y atractivo follaje adornado en verano con flores de colores intensos. Es originario de Australia y el Oriente y se trata de una planta pequeña e irregular, con tallos que cuelgan y se extienden y necesitan el apoyo de cañas o espalderas, aunque los tallos colgantes transforman a algunas de las plantas más pequeñas en hermosos especímenes para cestas colgantes.

Clianthus

Quizás también te pueda interesar: Conoce los cuidados del Árbol de las pelucas o Cotinus

Este género pequeño se encuentra representado por dos especies conocidas como Clianthus puniceus y Clianto formosus. El primero es una planta alta que puede llegar a alcanzar hasta los 2.1 metros de altura en un macetón si la cultivas en un sitio apropiado, pero ambas especies exhiben sus flores grandes de color escarlata brillante y en forma de pinza que forman ramilletes en primavera-verano.

Los Clianthus solamente prosperarán en zonas de buen clima, requiriendo calor y protección para florecer. El C. formosus es tierno y su cultivo no resulta simple.

Cuidados del Clianthus en primavera y verano

Cambia las plantas de maceta en primavera, cada año, haciendo uso de una mezcla arenosa de compost y arena fina. Alternativamente, prepara una mezcla de dos partes de tierra negra, una parte de tu turba y una parte de arena fina.

Cultiva el Clianto formosus en cestas colgantes o macetas de 15 centímetros; para un Clianto puniceus de 2.1 metros de altura precisarás una maceta final de 30 centímetros. Poda solamente la especie puniceus si está creciendo demasiado; corta los brotes principales a la altura necesaria, o bien, haz las plantas menos densas en la base luego de la floración.

Tu planta necesitará una posición luminosa y cálida; mantenla en un lugar soleado, siendo el sitio ideal junto a la protección que puede brindarle una pared orientada hacia la luz. Riégala libremente desde inicios de la primavera hasta comienzos del otoño, y agrega un fertilizante líquido al agua cada tres semanas durante este periodo.

Cuidados del Clianthus en otoño e invierno

Durante estos meses se requiere un cuidado especial si deseas que el follaje siempre verde no sufra ningún perjuicio. Asegúrate de mantener tu planta junto a una pared, y si el ejemplar es grande, envuelve el follaje con paja y un saco y sostenlo con cañas y varillas. Además, si deseas proteger las raíces envuelve la maceta con una tela de arpillera.

Ten en cuenta que la araña roja puede representar un problema; rocía la planta con un insecticida con base de malathion luego de haber descubierto la plaga.

Imagen cortesía de Hans B.~commonswiki, wikipedia.

No hay comentarios

Dejar una respuesta