La col ornamental (Brassica Oleracea) también se le conoce como col de jardín, berza ornamental o repollo de adorno. Pertenece a la familia de las Cruciferae y tienen su origen en la región mediterránea y Asia menor. Por su inigualable belleza se emplea para fines estéticos o decorativos.

col-ornamental-planta

Quizás también te pueda interesar: Coles para invierno

Características de la col ornamental

La col ornamental es una planta que tiene una altura de entre 25 a 35 cm. Las hojas son grandes y rizadas, adquieren unos matices muy intensos que va desde el rosa fuerte, los rojos violáceos, el rosa-rojo pasando por el blanco, el amarillo e infinitas variedades de verde.

Cuidados generales de la col ornamental

col-ornamental

Es una planta ideal para terrazas y jardines, ya que soporta muy bien las heladas. Incluso el hielo hace que sus colores sean más intensos. Aunque también puede cultivarse en el interior, siempre y cuando este lejos de las calefacciones.

La col entran dentro del grupo hortícola de alta exigencia nutritiva. Eso significa que el suelo debe tener un contenido de materia orgánica considerable para lograr un equilibrio.

Además, es preferible tener un buen drenaje para evitar encharcamientos. Para poder mantener el suelo húmedo es mejor hacerlo por otros medios como riegos menos copiosos pero frecuentes o técnicas de acolchados que mejoran el contenido de humedad.

La siembra puede realizarse en semillero hasta que las plantas alcancen de los 8 a los 10 cm de altura. Es justo en este momento que debe hacer un repicado en maceta o directo en el suelo. La col ornamental suele sembrarse en la primavera o comienzos del verano a una temperatura de 20˚C.

Los fertilizantes son benéficos para la planta. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado cuando se aplica y este debe ser después de la plantación.

La plaga más usual por la que puede ser vulnerable es el pulgón, así que si existe la presencia de este insecto se debe controlar con aficidas. Además, es necesario prestar atención con los gusanos y aunque pueden eliminarse con la mano, existen unos que se esconden entre el follaje.

Como verás esta planta a pesar de esas temperaturas bajas logra dar todo ese hermoso colorido, por lo que valdría la pena tener presente en el jardín, ya sea en contenedores, para formar bordes, o bien, para ser compañeras ideales de pensamientos o asters en el otoño o violas y bulbos durante la primavera.

No hay comentarios

Dejar una respuesta