El Coleo es valorado por sus hojas decorativas y sus maravillosos colores, y lo que habitualmente vemos, son híbridos y cada uno suele exhibir combinaciones distintas de hojas en colores que van desde el verde pálido hasta el carmesí y varios matices de naranja. Sus hojas también varían, de una forma de corazón o un óvalo puntiagudo, a un perfil dentado con bordes ondulados.

coleus

Quizás también te pueda interesar: Conoce los cuidados del Árbol de las pelucas o Cotinus

Otras variedades muestran flores de color azul, no obstante, lo mejor es eliminarlas para estimular el crecimiento de las hojas. A pesar de tener un exótico follaje, el Coleus es uno de los especímenes de interior más fáciles de cultivar; aunque para obtener lo mejor de ellos, hay que cultivarlos frescos cada año.

Cuidados del Coleus en primavera y verano

coleus

El Coleus es una planta que ama al sol y precisa contar con buena luz para desarrollar hojas hermosas, de modo que deberás asegurarte de que disfruten de la mejor luz de la casa. En días calurosos, es imprescindible que reciba un poco de sombra para que las hojas no se chamusquen; con un poco de sombra tu planta estará segura aun cuando las temperaturas aumentan a 24 grados centígrados o más; aunque los 15 grados centígrados son ideales.

Tu planta mucho mejor si tiene un aspecto tupido; para lograrlo, corta las puntas de cada rama regularmente cuando muestren señales de que están desordenadas, y extrae las yemas de las flores cuando surjan, porque estas no son interesantes. Eso hace que la planta canalice sus energías hacia la formación de hojas.

Durante los meses de verano, tu planta precisará mucha agua y abono. Riégala libremente en primavera y verano y abónala con un fertilizante líquido cada tres semanas. Mantenla en una atmósfera razonablemente húmeda, pero con buena circulación de aire.

Cuidados del Coleo en otoño e invierno

coleo

Hacia finales del verano, probablemente tu Coleus tendrá un aspecto triste y abatido y habrá perdido sus hojas en torno a la base. Quizás tú planta sobreviva al invierno, pero como es económica y sencilla de cultivar a través de semillas, quizás puedas cultivarla tú mismo anualmente.

No obstante, si deseas conservar una planta favorita mantén la temperatura en invierno a 13 grados centígrados y asegúrate de que el compost esté ligeramente húmedo.  Proporciónale buena luz, pero mantén la planta alejada de las corrientes de aire.

Al principio de la primavera, tu Coleo comenzará a retoñar desde la base y la parte inferior del tallo. Recorta los tallos dispersos por encima de este punto y verás cómo tu planta adquiere una forma bonita y redondeada rápidamente.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta