La jardinería orgánica es asombrosa, aunque el único inconveniente es que a los pulgones les encanta comer verduras orgánicas también. Afortunadamente existen unos insectos pequeños que pueden ayudarte a deshacerte de las plagas más frecuentes como las mariquitas. Sigue leyendo para saber cómo atraer a las mariquitas a tu jardín.

Quizás también te pueda interesar: Qué insectos se les puede dar la bienvenida al jardín

¿Por qué atraer mariquitas a tu jardín?

Las mariquitas se alimentan de ácaros, cochinillas, pulgones y otros insectos nocivos para las plantas y comen muchísimos de ellos. De hecho, una mariquita puede llegar a comer más de 5000 pulgones a lo largo de toda su vida. Para atraer a las mariquitas a tu jardín, es fundamental que comprendas su ciclo de vida y lo que precisan en cada etapa.

Las mariquitas hembras pondrán entre 10 y 50 huevos de color amarillo brillante en el envés de las hojas. A menudo escogen áreas que se encuentran próximas a las poblaciones de pulgones para poner sus huevos, ya que estos son su fuente de alimento. Una hembra puede llegar a poner hasta 1000 huevos en un año.

Unos días después de poner huevos, las larvas eclosionan. Las larvas de las mariquitas no son muy lindas, sus cuerpos son oblongos, de color gris o negro con protuberancias espinosas y algunas manchas de color naranja o rojo brillante. Familiarízate con su aspecto para que puedas reconocerlas cuando las veas en tu jardín.

Las larvas precisan comer mucho a medida que pasan por diversas etapas hasta llegar a la madurez y, por fortuna, se alimentan de los áfidos, ácaros y otras plagas comunes de jardín, por lo que si ves a una larva de mariquita en tu jardín, ponte contento, pues están haciendo un buen trabajo.

Cuando una larva ha comido lo suficiente, estará lista para pupar. En ese instante, se quedará adherida a las hojas en algún sitio seguro y su cuerpo sufrirá una transformación en el transcurso de 3 a 12 días. Al finalizar este proceso, se habrá convertida en una mariquita madura. Las mariquitas maduras son naranjas o amarillas y se tornan rojizas cuando envejecen.

¿Cómo atraer a las mariquitas?

La caléndula, el eneldo, el cilantro, el cebollino, el cosmos y la milenrama son muy atractivos para las mariquitas. Escoge a tus preferidas y coloca un platillo poco profundo con agua cerca de ellas para que las mariquitas puedan beber cuando lo necesiten.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí