Si en alguna ocasión has cultivado tomates, pimientos, berenjenas y patatas, seguramente hayas lidiado con el gusano cornudo. Estas orugas verdes se pueden mezclar fácilmente con el follaje y alimentarse tanto de las hojas como de las frutas.

Quizás también te pueda interesar: Cómo combatir al barrenador de la vid de calabaza

Cuando finaliza la primavera, las polillas adultas ponen sus huevos en el envés del follaje, eclosionando en tan solo 7 días. La larva de la oruga se alimentará durante un mes antes de crear un capullo para pasar la temporada invernal en el suelo. En primavera volverán a emerger y pondrán huevos nuevamente.

¿Cómo identificar al gusano cornudo del tomate?

Los gusanos cornudos del tomate miden hasta 14 cm de largo y son los que más perjuicio suelen hacer. Su color es verde pálido con marcas negras y blancas. Además, tienen una protuberancia en forma de cuerno, de ahí su nombre. La oruga cuenta con rayas en forma de V en su cuerpo de color verde y los gusanos cornudos del tomate surgen de una polilla amarronada manchada.

Si ves excrementos verde oscuros en el envés de las hojas, las larvas del gusano cornudo del tomate están alimentándose de ellas. Continúa observando en detalle para encontrarlas.

¿Qué daño ocasionan y cómo controlarlos?

Si ves hojas con agujeros, flores mordidas o cicatrices en las frutas, tienes gusanos cornudos. Para eliminarlos, ponte guantes y recógelos manualmente. No tengas miedo porque las orugas no pican. Para combatirlos por completo colócalos en agua jabonosa. Si el área de jardín es muy amplia, quizás te convenga utilizar insecticidas o emplear la bacteria bacillus thuringiensis.

Prevención

  • Al principio y al final de cada temporada labra la tierra para destruir las larvas hasta un 90 por ciento.
  • Haz que tu jardín sea amigable con las avispas, ya que estos insectos se alimentan de los gusanos.
  • Para que los gusanos cornudos se mantengan lejos de tu jardín, puedes plantar albahaca o caléndulas, pues estas plantas al igual que otras, ayudan a repeler las plagas.

Te recomendamos leer:

¿Qué te ha parecido este post sobre cómo combatir al gusano cornudo del tomate? Deja tus comentarios.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta