Si quieres tener un jardín pero cuentas con poco espacio y tiempo, nosotros tenemos la solución para ti: suculentas. Ellas son muy bonitas y fáciles de cuidar y son tan versátiles que pueden cultivarse en macetas y distribuirse por toda la casa. Sea como sea, sin duda alguna le traerá a tu hogar un encanto especial. Y justamente una de las características más importantes es que son plantas que pueden vivir muy bien dentro del hogar. Además de consumir poca agua, existe una gran variedad de especies que presentan diversas formas, colores y texturas. Aquí te decimos cómo cuidar las suculentas correctamente.

Cómo cuidar las suculentas correctamente

Quizás también te pueda interesar: Recomendaciones sencillas a la hora de cultivar suculentas

Riego

Una información de conocimientos general es que la gran mayoría de los cactus y suculentas precisan el contacto directo con el sol. No obstante, algunos prefieren la luz indirecta  y pocas horas de exposición al sol.

Asimismo, las suculentas son intolerantes a ambientes sombríos. Por eso, tendrás que proveerles un rincón bien iluminado. Si decides cultivarlas dentro del hogar, posiciónalas próximas a las ventanas.

El riego es un factor importante que definirá la belleza y el desarrollo de las suculentas. Estas precisan poca agua para vivir y por ello muchas personas acaban perdiendo a sus queridas suculentas por exceso.

Las hojas de las crasas son carnosas y hay una explicación para ello: almacenan agua en su interior tornándolas resistentes a las sequías.

Cabe destacar que no existe una regla específica para regarlas, pues todo dependerá de la región en la que vivas, de la temperatura, de la cantidad de luz que reciban y de la maceta en la que estén plantadas. No obstante, como sugerencia, riégalas una vez por semana en verano y de una a dos veces por mes en invierno.

A la hora de regarlas, solo deberás humedecer el suelo y evitar que el agua caiga sobre las hojas. Para verificar si tu suculenta está necesitando agua, inserta un palillo en el suelo o hasta mismo el dedo. Si la tierra estuviera con suelta y seca, deberás regarla, pero si hubiese humedad, tendrás que esperar a que seque para realizar el riego.

Otros consejos para cuidar las suculentas

  • Nunca plantes a las suculentas en macetas que no tengan agujeros, ya que el drenaje es fundamental para que no se pudran.
  • El mejor sustrato para las suculentas es aquel que está compuesto por un 50 por ciento de arena gruesa, 50 por ciento de turba y un puñado de perlita. A esta mezcla añádele un fertilizante de granulado de liberación lenta.

¿Qué te ha parecido este post sobre cómo cuidar las suculentas?

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta