Haz que tu jardín cobre vida con un mini prado de flores silvestres. Las mariposas, las abejas, los colibríes y otros animales te lo agradecerán. Puedes sembrarlas en primavera entre marzo y abril en el hemisferio norte (o entre septiembre y octubre en el hemisferio sur), o bien hacerlo a principios de otoño en septiembre (o marzo en el hemisferio sur).

Te recomendamos leer: 3 plantas herbácea perenne bonitas y coloridas

Paso 1

Pasa un rastrillo sobre el área que desees convertir en un prado y retira las malas hierbas y las piedras grandes.

Paso 2

Mezcla las semillas de las flores silvestres con arena seca para que sea más fácil de esparcir y para que sepas cuáles son las áreas en las que has sembrado.

Paso 3

Con la parte posterior del rastrillo alisa la superficie para asegurarte que las semillas estén en contacto con el suelo pero no estén enterradas profundamente

Paso 4

Protege las semillas de las flores silvestres de las aves hambrientas colocando alguna sogas con cd’s.

Paso 5

Si el clima fuera muy seco, riega una vez a la semana.

Paso 6

En unas pocas semanas tu mini prado de flores silvestres crecerá vigorosamente. Algunas plantas podrán crecer en tan solo 6 semanas y otras demorar un poco más.

Otros métodos para espantar a los pájaros

Puedes colocar la imagen de un búho gigante en alguna de las paredes de tu jardín para que se espanten al verlo.

También existe un gel que se aplica sobre cornisas u otras superficies, no se aplica sobre las plantas ni el césped. El contacto con el gel es desagradable para los pájaros. Una vez que lo aplicas su duración es de dos años.

Otro método muy interesante es el de colocar varios altavoces con diversos sonidos de animales, aves rapaces, ruidos molestos, etcétera. Esto mantendrá a los pájaros lejos de tu mini prado, aunque también es cierto que muchas de ellas se acostumbran al sonido, por lo que no resulta efectivo al 100 por ciento.

Algunas de las flores silvestres más populares son la margarita, las campanillas azules (conocidas botánicamente como convolvulus sabatis), el Jacinto, las gerberas, la hortensia, la gardenia, la flor de azafrán, la flor de santa lucía, la anémona, la amapola, el lirio, entre otras. Todas ellas cuentan con un gran colorido, por lo que no puedes dejar de tenerlas en tu jardín.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí