Los gladiolos son plantas que pueden aclimatarse muy bien sin mayores inconvenientes. Su adaptación, la calidad de las flores, el largo de la varas y otras características posibilitan el aprovechamiento de esta especie para su producción y comercialización. Se cultiva a partir de los bulbos y una vez que vegeta se marchita. Sin embargo, la práctica de una buena plantación de los bulbos es primordial.

Cultivar gladiolos

Cultivar gladiolos en el jardín

Siembra

  • Adquiere bulbos de gladiolos. Se puede solicitar en un lugar donde la venta de bulbos de gladiolo sea óptima para asegurar la calidad. Selecciona el tamaño de los bulbos de acuerdo al tamaño de planta que deseas cultivar.
  • Guarda los bulbos de gladiolos en un ambiente seco donde las temperaturas no bajen de 0˚C hasta que se planten.
  • Elige un lugar donde reciba mucho sol y ara el suelo hasta una profundidad de 30 cm.
  • Remueve la tierra para obtener un buen drenaje. Incorpora compost orgánico, estiércol descompuesto, desechos de corteza o musgo.
  • Eleva el nivel del jardín para subir las plantas y protegerlas de aguas estancadas por las lluvias fuertes.
  • Planta los bulbos en el jardín después de la última helada. Para ello, coloca los gladiolos adicionales en intervalos de 2 semanas para poder extender el período de floración.
  • Excava agujeros de 15 a 18 cm de profundidad y deja un espacio de 15 a 20 cm entre sí.
  • Coloca un bulbo en cada espacio con el lado de la punta hacia arriba y la parte rugosa hacia abajo. Rellena los huecos con tierra y riega de manera generosa toda el área.
  • Acolcha la tierra alrededor y entre las plantas para poder controlar la mala hierba y preservar la humedad.
  • Riega las plantas de gladiolo cada semana cuando los periodos de lluvia sean escasos o nulos.
  • Rocía las plantas con pesticida. Usa uno que contenga malatión o carbaril para protegerlos de los trips. Dicha plaga provoca que las hojas se pongan blanquecinas y veteadas y las flores se deformen.
  • Coloca estacas a cada planta cuando vayan creciendo. Pueden ser estacas y cordeles para crear racimos (si es que estas cultivando varios gladiolos juntos). Esta labor reduce los daños que provoca el viento o las tormentas.
  • Corta los gladiolos cuando las 2 o 3 flores estén abiertas. Las demás flores se abren cuando se coloquen en agua. Cosecha las flores en la mañana o en la noche. Ten cuidado de dejar al menos 6 hojas para que madure y nutra el bulbo para que siga creciendo.

Almacenamiento de gladiolos

Gladiolos cultivar

Desentierra los bulbos de gladiolos antes de la primera helada. Asegúrate de sacar el bulbo completo y los más pequeños que están alrededor.

Coloca los bulbos en un área tibia y bien ventilada durante 2 semanas.

Limpia los bulbos sacando la tierra seca con las manos. Separa los bulbos secos y viejos de los nuevos y, retira las cáscaras sueltas.

Separa y etiqueta los bulbos pequeños para plantarlos el año siguiente. Así que cerciórate de tener en cuenta cómo cultivar los bulbos para que al final obtengas las especies que quieres. Los cormos no van a producir flores el primer año que son plantados, pero van a crecer hasta ser bulbos grandes.

Guarda los bulbos en el invierno. Rocía con el mismo insecticida que usaste al protegerlos y almacena en un área oscura y bien ventilada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí