Cebolla

Cómo cultivar la cebolla paso a paso

Hortaliza-cebolla

La cebolla es un producto básico de la cocina que no debería faltar en el hogar. Es una hortaliza adaptable a diferentes climas y sustratos, fácil de producir y apta para la siembra en contenedor.

El cultivo de la cebolla se lleva a cabo desde hace siglos. Cada zona tiene su propia forma, dependiendo de las circunstancias y el lugar en el que se siembre, pero cumpliendo con los requisitos básicos podrá prosperar fácilmente.

Así que hoy es posible plantarlas en casa con la inclusión de huertos urbanos. Es por ello que a continuación te decimos cómo cultivar cebollas paso a paso.

Características de la cebolla

La cebolla es un bulbo del mismo género del ajo. De sabor intenso, generalmente picante y de aroma penetrante. Su origen no es silvestre, pero tiene un ancestro salvaje que hasta el momento se desconoce. La cebolla o Allium cepa L. es una hortaliza de la familia de las Liliaceae. El bulbo es comestible y presenta una estructura globosa, esférica o elipsoidal, de un diámetro de entre los 3-10 cm. Su interior está formado por capas gruesas, carnosas, donde se acumulan los nutrientes de la planta y protegidas por membranas finas, delgadas y  semitransparentes. Las tonalidades varían del blanco al amarillento, aunque dependiendo de la variedad se pueden dar colores violáceos o rojizos.

Cultivo de las cebollas en semillero

La cebolla es una planta bienal que se cultiva como anual y pertenece a la familia de las liliácea. Cultivar cebolla es muy fácil, tan solo sigue el paso a paso para que empieces con esta labor cuanto antes.

Brotes cebolla
  1. Las cebollas requieren de suelos muy ricos. Para ello es necesario los suelos franco-arenosos y nada de suelos arcilllosos o muy arenosos, ya que con ellos sería imposible el desarrollo y florecimiento de la misma.
  2. En la siembra, las cebollas necesitan muy poca agua. Antes de que formen los bulbos, es cuando más cantidad de agua requieren, después prácticamente nada. Hay que tener en cuenta que es muy vulnerable al exceso de humedad y los cambios bruscos de temperatura, podrían causar el agrietamiento de los bulbos. 
  3. Es preferible plantar bulbos a semillas, ya que son los que crecen mejor y más fuerza tienen. La mejor época para plantarlos es la primavera, en hoyos de unos 15 centímetros de profundidad, los cuales después deben quedar bien tapados con tierra.
  4. Lo idea es dejarlos siempre a pleno sol. Eso es lo más recomendable para que crezcan de forma adecuada. 
  5. Llega un momento en el que los vértices de la cebolla se ponen amarillos. En ese momento, se aconseja retorcerlas y romper los cuellos. Estos deben quedarse allí mismo, permaneciendo en contacto con la tierra. Será en este momento, cuando dará comienzo la maduración de la cebolla.
  6. Hay que levantar los bulbos de la cebolla y esperar a que se sequen. Todo esto poco a poco, ya que no deben desenterrarse del todo hasta que no estén bien secos. Es entonces cuando se dejan reposar bajo el sol durante dos semanas.
  7. Una vez que las cebollas estén bien secas, es recomendable tenerlas en algún lugar fresco, pero tampoco excesivamente frío. Esto las ayudará en su conservación.

Plantar cebollas en casa, según la época

Hay varias épocas de plantación para la cebolla, por lo que habría que considerar la variedad para elegir la mejor.

Siembra de cebollas en primavera. Si la zona donde vives, el verano es fresco y húmedo, aprovecha la primavera para sembrar cebollas. La forma es la misma que en verano, pero deberás entresacar plantas con una distancia de 10 cm entre una y otra una vez que las plantas hayan alcanzado los 10 cm de alto.

Cebolla

Siembra de cebollas al final del verano. Siembra las semillas de cebolla al final de verano en surcos superficiales con una distancia considerable entre una y otra. En los maceteros deberás tirar algunas semillas distanciadas y cubrir con aproximadamente 2 cm de compost. Después, aprieta el terreno y cuando llegue la primavera tendrás que entresacar plantas con una distancia de 15 cm entre una y otra. Las plantas que se saquen pueden consumirse. Recuerda que si el invierno es muy frío, puedes cubrir las cebollas con túneles.

Siembra de cebollas en invierno. Si el invierno es demasiado frío, lo mejor será que siembres cebollas en semilleros en el interior de la casa. La idea es contar con cebollas listas para trasplantar en la época primaveral, ya sea en el huerto o en los maceteros.

Consejos para la siembra de la cebolla en el jardín

La siembra de la cebolla es sencilla con apenas un par de cuidados. Pero estos consejos pueden asegurar su desarrollo de manera óptima.

Composta cebolla
  • Antes de plantar los planteles recorta un poco las hojas (y las raíces si son muy largas) para que agarren mejor.
  • Planta en hileras en un sustrato de textura media, dejando unos 15 centímetros entre ellos para que el bulbo crezca correctamente. No los entierres demasiado y dales agua tras la plantación.
  • Haz unos tres riegos de implantación a lo largo de los primeros días. Después puedes espaciarlos cada 7-20 días, según el clima y la época de plantación.
  • Mantén la zona bien escardada, ya que las cebollas son especialmente sensibles a la competencia de las malas hierbas.
  • En suelos arcillosos tendrás que hacer ligeras cavas con regularidad para eliminar la costra que se genera tras los riegos y que perjudica el engrosamiento de los bulbos.
  • El exceso de abonado es perjudicial para la salud de las plantas y el exceso de riego puede generar agrietamiento en los bulbos y una peor conservación.
  • Deja de regar las cebollas al menos 15 días antes de cosecharlas si las vas a secar.
  • Una costumbre muy extendida es pisar los tallos cuando están aún en tierra para acelerar el proceso de secado y favorecer que cierre bien el bulbo. Si las vas a consumir frescas, coséchalas día a día, escogiendo las más grandes.
  • Los microbulbos se siembran en agosto y septiembre para obtener una cosecha precoz cuando las condiciones climáticas no facilitan la germinación de la semilla ni el desarrollo del bulbo.

Variedad Calçots

Los calçots son una delicia gastronómica originaria de Cataluña, que consiste en sembrar bulbos maduros de cebolla blanca grande tardía de Lérida en septiembre para obtener brotes tiernos a finales del invierno y principios de la primavera. Debes trazar un surco en la tierra con buen tempero (que no esté completamente seca ni mojada) y sembrar los bulbos en hilera con las puntas hacia arriba. Riégalos solo si el sustrato se seca mucho. A medida que las plantas vayan creciendo, tendrás que calzarlas (de ahí el nombre). Es decir, aporcarlas, tal como se hace con los puerros, para conseguir el largo tallo blanco de 20 a 25 centímetros característico de los calçots.

Sembrar cebolla

Variedad Cebolletas

Las cebolletas (Allium fistulosum) se diferencian de las cebollas en que su tallo no engrosa hasta formar un gran bulbo. Su cultivo es muy similar pero con algunas particularidades. A menudo la cebolleta se siembra directamente en la tierra. Deberás hacer un surco y sembrarlas. Cuando las plantitas hayan crecido un poco, necesitarás realizar un aclareo para eliminar el exceso de ejemplares. Al tener un diámetro menor, su marco de plantación puede ajustarse más. Apórcalas con un poco de tierra, de forma similar a lo que harías con los puerros, para que el tallo quede más blanco.

La cebolla es uno de los vegetales con mayor uso a lo largo de la historia de la humanidad, tanto con fines alimenticios como medicinales.

Plagas y enfermedades de la hortaliza

Es necesario saber qué plagas podrían hacer daño a las cebollas para mantenerlas alejadas a tiempo sin causar daño. De ser así, poder actuar de inmediato.

Delia antiqua. También conocida como gusano de la cebolla o mosca de la cebolla, es una plaga cuya larva suele atacar las semillas, los tallos y los turiones, provocando la muerte de las plántulas. Uno de los mejores remedios para combatirla es asociándola con la zanahoria, porque ambas ayudan a repeler las plagas.

Plaga cebolla

Subida a flor prematura. Puede ocurrir por varios motivos, pero uno de los más habituales es porque coincide con una época de temperaturas bajas. Para solucionarlo remueve la flor lo antes posible.

Trips de la cebolla. Las larvas y los adultos amarillean y secan las hojas. Puedes combatirlos con un extracto de neem o un insecticida aplicado por la mañana, dado que los trips suelen esconderse de la luz.

Con toda esta información, ya podrás cultivar las cebollas de la mejor forma para que puedas tenerlas todo el tiempo. No está de más saber cómo sembrar cebolla en macetas para poder elegir el proceso adecuado y obtener esta gran hortaliza.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados