Los bulbos son una de las especies más usadas en jardinería, dado que existe una gran variedad de colores. Si quieres saber cómo cultivar, trasplantar y propagar los bulbos, sigue leyendo este post.


Quizás también te pueda interesar: Practiquemos un par de consejos para el cultivo de los bulbos y rizomas

¿Cómo cultivar los bulbos?

  • Mantén los bulbos tiernos en su compost durante todo el año.
  • Es fundamental que los que se cultivan en el interior tengan un buen drenaje.
  • Evita, por tanto, las macetas sin agujeros de drenaje que normalmente se usan para los bulbos forzados.
  • Emplea macetas comunes o cualquier recipiente que tenga agujeros poniendo siempre una capa de piedrecillas.
  • Usa un compost con base de tierra negra, compacto y húmedo.
  • Riega poco los bulbos que recién se hayan plantado durante las primeras dos semanas hasta que se arraiguen, después ve incrementando el riego progresivamente según la especie.
  • Abona regularmente desde el inicio de la temporada de crecimiento con un fertilizante con potasa.
  • Después de la floración, corta las flores marchitas y no toques el follaje. La planta continuará desarrollando hojas mientras lo hagas.
  • Cuando percibas que el follaje se está marchitando, suspende el riego al igual que el abono.
  • Cuando las hojas se hayan secado completamente, córtalas y pon la maceta en un sitio en donde puedan permanecer durante todo el invierno.

¿Cómo trasplantar los bulbos?

Muchos bulbos estarán mejor si los dejas en su recipiente durante 4 años. Se aconseja realizar el cambio de compost en superficie todos los años antes del período de crecimiento sustituyendo la capa superior de compost.

¿Cómo propagar los bulbos?

Los bulbos se reproducen por división. Algunos años podrás ver que muchísimos bulbos pequeños creciendo alrededor del principal. Para trasplantar, extrae los bulbos de sus macetas y retírales todo el compost que puedas de las raíces.

Si el bulbo principal desarrolló varios bulbos pequeños, sepáralos y plántalos por separado. Los nuevos bulbos no precisan abono hasta después de su primera floración que, probablemente, se presentará en un par de años.

Trasplanta el bulbo principal a un recipiente mayor, siempre que sea necesario, lo que quizás no ocurra si le has quitado los bulbos pequeños en el momento preciso.

Azucena
Autor: Flavia Porro

Te recomendamos leer: Tipos de bulbos ¡Aprende a diferenciarlos!

¿Qué te parecido este post sobre cómo cultivar, trasplantar y propagar los bulbos?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí