Barbacoas-de-gas

Cómo limpiar la barbacoa para mantenerla en óptimas condiciones

Limpieza barbacoa

Preparar comida en la barbacoa no es solo cocinar, sino es una manera divertida de disfrutar con amigos o en familia en el jardín o espacio verde.

Pero después de pasarla en grande y con buena compañía, llega el momento de mantener todo en orden. Por ello te ofrecemos algunos consejos para limpiar la barbacoa y mantenerla en óptimas condiciones para que dure por mucho tiempo.

Mantenimiento de la barbacoa, según el tipo

La parrilla es la estrella de grandes celebraciones y reuniones familiares en el jardín. Por este motivo cada vez más personas deciden llevar ese proyecto a cabo para que sea pieza fundamental. Así que convendría saber cuál es el mantenimiento de la barbacoa, según el tipo.

Barbacoa eléctrica. Para el cuidado de las barbacoas eléctricas requiere de una limpieza en caliente de la tapa, ya que el interior tiende a acumular mucha grasa. Así que una esponja previamente sumergida en agua tibia con jabón será suficiente para eliminar cualquier residuo de la misma. Se puede aprovechar para limpiar el interior de la barbacoa. Tan solo presta atención de no mojar la resistencia, ya que podría descomponerse. El resto se limita a quitar la parilla para deshacerse de la grasa. Una espátula flexible puede ayudar en la labor.

Barbacoa ventajas

Barbacoa de carbón. Para limpiar el interior de la tapa de la barbacoa de carbón, es conveniente frotar con una esponja y un poco de jabón. Lo idóneo es que la tapa este tibia. Solo se necesita un mínimo de calor para que la grasa se desprenda fácilmente. Al enfriase completamente, retira las cenizas y limpia el fondo de la cuba, ya que la humedad de las cenizas puede dañarla severamente. Si cuenta con un cajón, también es necesario vaciar las cenizas.

Barbacoa de gas. La barbacoa de gas puede costar un poco de trabajo en cuanto a la limpieza y el mantenimiento. La tapa deberá limpiarse con agua y jabón. Es preciso eliminar los restos de grasa depositados en el fondo de la cuba. Habría que tallar bien los protectores de los quemadores con un cepillo de parrilla después de cada uso.

Los quemadores tienen que cepillarse, pero en este caso que sea con uno de metal. El cepillado debe ser suave sin hacer mucha presión para no dañar los agujeros. Mientras que el interior debe lavarse con esponja bañada en una solución jabonosa, evitando que le caiga líquido en el sistema de tuberías y quemadores.

Limpieza de la ceniza de la parilla

Para limpiar la ceniza te recomendamos tener a mano un cepillo, escoba o simplemente la clásica escobilla de caña y un recogedor de mano. Siempre habría que esperar a que las cenizas estén bien apagadas para evitar limpiar restos de brasas que puedan quemar el recipiente donde vas a verter esas cenizas.

Errores-barbacoa

Recoge todo en un pequeño montón, échalo en el recogedor y vierte todas las cenizas en una bolsa de basura. No lo hagas con mucha fuerza, no viertas las cenizas de golpe, ya que se esparcirá y ensuciará todo incluyéndote a ti. Una vez en la bolsa, cierra rápido y evita que quede cualquier tipo de hueco por donde pueda salir la ceniza.

Por ultimo, evita el agua en la limpieza de la ceniza. La mayoría de la ceniza, después de una buena combustión, se ha convertido en pequeñas partículas, por lo que mojarlas convertirán esa ceniza en un montón de barro, que al moverse por la barbacoa se incrustará en cualquier recoveco o espacio y después costará más trabajo poder retirarlo.

Saneamiento de las parrillas

Las parrillas siempre deben estar limpias, siendo una de las piezas claves de la barbacoa. Ten en cuenta que todos los alimentos que se cocinan, pasan por las parrillas. Por lo que unas parrillas sucias pueden llegar a tener un mal sabor en algunos alimentos o comer restos de anteriores barbacoas, lo que podría enfermar.

Así que considera que el limpiar y cuidar la barbacoa, es un paso importante para evitar desagradables sorpresas. Unas parrillas limpias significan poder disfrutar del mejor sabor de todos aquellos alimentos que vayamos a cocinar.

Productos para la limpieza de la barbacoa

La limpieza de la barbacoa, así como del resto de las partes de este espacio de trabajo, a menudo resulta tedioso. Pero para hacer la tarea más llevadera, te contamos algunos productos para limpiar la barbacoa y que esto no te frene a la hora de ponerte a cocinar.

Bicarbonato de sodio
  • Bicarbonato. Limpiar y desinfectar la parrilla resulta fundamental. Se puede preparar una mezcla de agua con algo de bicarbonato y, con la ayuda de un cepillo de fibras duras, frotar la parrilla hasta que la suciedad desaparezca.
  • Vinagre. Otra opción para limpiar tu parrilla, es el uso de vinagre blanco. Solo tendrás que humedecer un paño con el vinagre y frotar el metal con él. Además, si la parrilla está algo oxidada. Una vez que esté limpia, puedes retirar ese óxido con una lija y vinagre blanco.
  • Cebolla. Hay un tratamiento casero que tal vez no hayas probado y resulta excelente para limpiar y desinfectar parrillas. Para ello utiliza una cebolla cortada por la mitad y pinchada con un tenedor. Pásala con firmeza por la cara interna de la cebolla cuando el metal todavía está caliente. Sus características desengrasantes provocan que la grasa se desprenda sin dificultad.

Las instrucciones y hoja de despiece de la barbacoa son documentos primordiales para realizar un mantenimiento a fondo, ya que con ellos podrás seguir el paso a paso del desmontaje.

Accesorios para proteger la barbacoa. Además de limpiar y cuidar la barbacoa, también puedes recurrir a accesorios para que sea más sencillo el mantenimiento. Desde las fundas personalizadas y fabricadas a medida para las barbacoas, hasta bandejas para la limpieza de parrillas y cajones para las cenizas.

Consejos para cocinar con la barbacoa

Las barbacoas son momentos de placer y diversión, por lo mismo es necesario saber cómo cocinar los alimentos en la barbacoa . Así que sigue estos simples consejos.

Claves-disfrutar-barbacoa
  • Lo mejor es que la grasa no caiga sobre el fuego. Por ello una excelente idea es una bandeja o placa de metal protectora sobre el mueble.
  • Enciende con tiempo el fuego y espera a que se forme las brasas con una capa de ceniza blanca, ahí es el momento correcto.
  • No salar la comida antes, es preciso hacerlo al momento de que se cocine.
  • Las carnes rojas conviene hacerlas al rojo vivo, mientras que el pescado y pollo son para colocarlos sobre una rejilla elevada.

Ahora solo resta darle el mantenimiento adecuado a tu barbacoa, según el tipo que tengas para funcione muy bien y por mucho tiempo. Pero si estás considerando este gran mobiliario para tu jardín, vale la pena saber más sobre las barbacoas de obra para elegir la mejor.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados