Uno de los árboles frutales que tienen gran popularidad es el ciruelo. Y aunque su origen es oriental, actualmente es posible encontrarlo en muchas regiones del occidente con un gran número de variedades.

Descubre cómo plantar ciruelos y después de unos años cosechar los propios frutos en el jardín para disfrutarlos al máximo.

Consejos para plantar ciruelos desde la semilla

Conseguir germinar semillas de ciruelo es un proceso que lleva varios pasos, pero no es tan sencillo como podríamos obtener un pimiento, un olivo o una palmera.

  • El ciruelo se puede plantar desde la semilla, pero suele tomar mucho más tiempo para que crezcan los frutos. Así que lo mejor es plantar un árbol un poco más crecido. Además, se recomienda plantar más de dos árboles, ya que necesitan polinizarse entre ellos. 
Plantar-semillas
  • No es recomendable que se planten los ciruelos en lugares donde hay heladas, ya puedan estropear los frutos hasta el grado de escarcharlos.
  • Es preciso plantarlos en suelos hacia el sur o el oeste, ya que esto ayudará a que el viento no los dañe y los frutos maduren mejor.

Plantación de ciruelos en el exterior

Las recomendaciones que os vamos a ofrecer con respecto al cultivo del ciruelo suelen ser las mismas para todos los del género Prunus dentro del ciruelo, con ligerísimas variaciones.

  • El hoyo en el que se va a plantar el árbol debe tener al menos la mitad del diámetro del cepellón más ancho. Cuanto más grande y profundo sea el hoyo de plantación, más fácil será que las raíces se extiendan.
  • En el fondo del hoyo escarbado, habría que aflojar aproximadamente el doble de profundo con una asada para que el ciruelo tenga suficientes nutrientes disponibles desde el principio.
  • Antes de plantar, rascar con cuidado el cepellón del ciruelo y aflojar un poco con las manos. Esta medida estimula la ramificación de las raíces. Si el cepellón no está muy seco, se puede sumergir en un balde de agua antes de plantarlo.
  • Una vez que el árbol está plantado, en su lugar habría que colocar un poste de soporte. Este debe ser tan alto como el tronco del árbol y colocarse en el lado oeste, ya que el viento suele venir en esa dirección.
Ciruelos-plantar
  • Rellena el hoyo con tierra rica en nutrientes mezclada con tierra excavada. La tierra debe distribuirse bien, agitando y levantando suavemente.
  • Lo ideal es colocar el árbol joven de modo que el punto de injerto sobresalga al menos 5 cm por encima del nivel del suelo.
  • Finalmente, regar bien el árbol insertado para que el suelo se asiente bien y encierren las raíces. Es mejor no pisar el suelo, ya que si no podría compactarse y puede encharcarse con consecuencias devastadoras.
  • Atar el ciruelo al poste de soporte. La cuerda no debe estar demasiado apretada para que el árbol no sufra constricciones. Si es necesario, se puede colocar un dispositivo de protección especial y cubrir con material de mantillo como recortes de césped o paja. Esto retiene mejor la humedad y evita secar el suelo con rapidez.

Plantación de ciruelos en maceta

El plantar ciruelos en maceta es una tarea fácil. Sin embargo, para tener éxito es preciso completar los siguientes pasos:

  • La variedad de ciruela de raíz desnuda es la más idónea para plantar en una maceta de jardín. Así que una vez que se haya adquirido la especie, habría que cubrir los bulbos de raíz de suelo con un paño húmedo, manteniéndolo así durante unos días hasta que comience la plantación.
  • Seleccionar la maceta ideal. Para elegir la mejor maceta para plantar un ciruelo hay que tener en cuenta que debe ser muy resistente y duradera. Por otra parte, este mismo tiesto debe tener varios agujeros de drenaje y ser dos veces más ancho que la parte más baja del ciruelo.
Plantar-ciruelos-maceta
  • Preparar el contendor. Para preparar la maceta en la que se va a plantar y crecer el ciruelo, se debe empezar por colocar una capa fina de grava en la base del recipiente.
  • Este paso es fundamental, ya que asegura un drenaje óptimo para la planta y al mismo tiempo construye una base sólida para que pueda crecer bien.
  • Se puede utilizar tierra del jardín como tierra de macetas, pero que no tenga demasiado fertilizante o que haya sido fertilizada recientemente. Con la ayuda de una pala, llenar 3/4 partes de la maceta con tierra.
  • Al comienzo de la primavera, es la mejor época para plantar los ciruelos. Por lo tanto, habrá que quitar el paño húmedo que envuelve los bulbos de raíz y colocar la planta dentro de la tierra de maceta.
  • Dejar caer las raíces más jóvenes y empujar profundamente en el suelo. Cubrir las raíces con más tierra para macetas y agregar un poco de agua para que la planta esté más cómoda.
  • Usar estacas para ayudar a que el ciruelo crezca. La mayoría de los ciruelos necesitan estacas para crecer de manera óptima. Por lo que el uso de estos es importante en los dos primeros años.
Plantar-ciruelo
  • Este proceso ayuda a formar un tronco vertical y hará que el crecimiento sea mucho más saludable.
  • Utiliza esquejes de 15 cm y átalos al tallo principal de la planta con la ayuda de una cuerda.
  • Coloca las macetas. Los hijos los más jóvenes son sensibles a la acción de vientos fuertes. Por ello, deben colocarse en zonas que tengan paredes adyacentes. 
  • Por otra parte, cabe señalar que los ciruelos se desarrollan mejor en zonas de sombra. Así que habría que evitar una exposición fuerte de sol o de iluminación.
  • Riego de las ciruelas. El ciruelo deberá regarse regularmente para que pueda crecer fuerte y saludable. Pero habría que tener en cuenta que el exceso de agua puede perjudicar el desarrollo de los ciruelos, por lo que habrá que comprobar que el agua drene correctamente.

Ya sea en suelo o en maceta, el plantar ciruelos puede resultar una gran experiencia. Así que no dejes de experimentar esta gran labor. Ahora solo falta conocer las características y variedades de los ciruelos para elegir el correcto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí